Mundo

La ONG católica Caritas sigue trabajando en Pakistán pese al acoso de los extremistas a los cristianos

Caritas Pakistán ha anunciado la construcción de viviendas para los afectados por las inundaciones por valor de 1,5 millones de euros. La noticia coincide con el informe de Human Rights Watch que señala 2010 como "un año desastroso" para el país en libertad religiosa, que ha tenido como caso más conocido la condena a muerte de Asia Bibi.

La asociación 'All Pakistan Minorities Alliance' (APMA), que defiende los derechos de las minorías religiosas en la región, denunció hace pocos días que los fundamentalistas islámicos quemaron las fotos de Benedicto XVI y del ministro paquistaní para las Minorías, el católico Shahbaz Bhatti, durante una manifestación convocada en la ciudad de Lahore el pasado domingo 30 de enero, que congregó a más de 40.000 militantes islámicos contrarios a la modificación de la ley sobre la blasfemia y a la liberación de la cristiana condenada a muerte Asia Bibi.

Mientras, Caritas Pakistán anuncia la inminente puesta en marcha de un plan de construcción de viviendas temporales en la provincia de Sindh para 2.500 familias desplazadas por las graves inundaciones que arrasaron buena parte del país el pasado mes de agosto.

"La reconstrucción de las infraestructuras básica es crucial para que la vida pueda recuperar la normalidad. Después de varios meses sumergidas, las aguas han dejado a la vista las estructuras de madera de las pocas casas de adobe que han quedado en pie", explica Shamas Shamaun, secretario ejecutivo de Caritas Pakistán en diócesis de Hyderabad.

Según datos del ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), unas 166.000 personas siguen desplazadas seis meses después de las inundaciones, en las que perdieron la vida 2.000 personas y 1,7 millones de casas sufrieron graves daños.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes