Mundo

La ciencia avala Laudatio Si’: La NASA registra records de calor en Europa y el noroeste de EE.UU.

El observatorio de la Agencia Espacial señala el reciente calentamiento de la Tierra

Nasa
photo_camera Nasa

Durante las dos semanas de finales de junio y de principios del julio de 2015, Europa occidental y el noroeste de la costa del Pacífico en Norteamérica han soportado records de olas de calor desde que existen registros científicos de temperaturas. 


El mapa de la NASA señala que la Tierra ha registrado en su periodo diurno anomalías de temperaturas en Europa en el tiempo comprendido entre el 30 de junio y 9 de julio de 2015. Las temperaturas durante los diez referidos días han sido comparadas con el periodo de 2001-2010. Las sombras de color rojo representan áreas donde la superficie de la Tierra estaba más caliente que el promedio; las áreas en azul están por debajo de la media; los pixeles blancos indican temperaturas normales; y los grises indican ausencia de datos, probablemente debido a una excesiva cobertura de nubes.

Este mapa, que señala la anomalía de temperaturas, está basado en datos obtenidos a través del sistema de radiometría de la NASA, que le permite a la agencia espacial norteamericana realizar una observación global del planeta. El estudio indica que las temperaturas de superficie de la Tierra no son las mismas que las temperaturas del aire.  

El cuadro global de la Tierra reviste anomalías de temperaturas que van del 30 de junio al 9 de julio. Las temperaturas estaban también considerablemente por encima de lo normal en el Noroeste del Pacífico norteamericano, en la zona intermedia de África, y en una amplia extensión de Asia central, al noreste Siberia.

Las temperaturas sobre la superficie de Groenlandia estaban por encima de lo normal, mientras que temperaturas más bajas de lo normal se registraron en la zona rusa del Ártico y en Escandinavia. La mayor parte de los Estados Unidos continentales experimentaron temperaturas suaves.

No solo Europa

El 2 de julio, la temperatura de aire en Maastricht alcanzó 38.2 grados centígrados, la temperatura más alta alguna vez registrada en los Países Bajos. El mercurio alcanzado 40.3°C en Kitzingen, Alemania, el 5 de julio, y 38.9°C en Ginebra, Suiza, el 7 de julio, siendo las temperaturas más altas alguna vez registradas en ambas naciones. Docenas de ciudades, que van de París a Berlín pasando por Córdoba, Francfort o Madrid fácilmente sobrepasaron los registros de los junios y julios más calientes.

Los meteorólogos atribuyen estos extremos de temperaturas en Europa a una corriente de calor y de altas presiones sobre Europa Occidental. Un modelo similar ha estado actuando para sofocar de calor la costa Pacífica de Norteamérica. En el caso último, el clima parece estar marcado por una masa excepcionalmente caliente del agua en el este del Océano Pacífico.

En Norteamérica, Seattle registró máximas durante cuatro días consecutivos, y en Boise, Idaho, alcanzaron los 37.8°C durante nueve días consecutivos. Cinco estados occidentales -California, Idaho, Oregon, Utah, y Washington- registraron su junio más caliente, y a principios de julio la situación no era mucho mejor.

Los registros de temperatura de julio también batieron records en Asia y Sudamérica. Las temperaturas alcanzaron 41.1°C en Kamalasai, Tailandia, el 3 de julio. Urumitia, Colombia, encabezó el registro con 42.2°C el 1 de julio. Y Ashkabad, la capital de Turkmenistán, el 30 de junio alcanzó 47.2°C, la temperatura más alta alguna vez registrada en aquella nación.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?