Mundo

Llama a los musulmanes a unirse en "una alianza" para derrotar a los extremistas

Cameron prohibirá a los predicadores islamistas radicales y los 'tribunales sharía' dentro del Reino Unido

En el caso de que los conservadores ganen las elecciones el próximo mes de mayo

Gran Bretaña introducirá medidas para contrarrestar el extremismo islamista, incluyendo una investigación sobre los tribunales islámicos que operan dentro del país y una ofensiva contra los predicadores incendiarios.

La ministra del Interior, Theresa May, afirmó que Gran Bretaña ya no tolerará a los que rechazan los valores de la democracia, la libertad de expresión, la igualdad y el Estado de Derecho en el país, y agregó que el extremismo islamista representa el problema más grave y generalizado contra estos valores.

"Para aquellos que eligen conscientemente rechazar los principios básicos de nuestra sociedad, el mensaje es claro: se acabó el juego", afirmó May en un discurso en Londres. "Ya no vamos a tolerar su comportamiento."

Desde el atentado del 11 de septiembre de 2001 contra los Estados Unidos, Gran Bretaña ha luchado para evitar el extremismo y la radicalización entre sus 2,8 millones de musulmanes.

Esta preocupación ha crecido en las islas británicas tras los atentados suicidas en el sistema de transporte de Londres en 2005 y el asesinato de un soldado británico en 2013 por jóvenes musulmanes británicos. A ello se suma que recientemente unos 600 británicos han viajado a combatir en Irak y Siria.

May señaló que no todos los extremismos llevan al terrorismo, pero que aquellos que difunden el odio tienen que ser abordados. May también llamó a los musulmanes a unirse en "una alianza" para derrotar a los extremistas.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable