Mundo

Cáritas Española acude de nuevo a la llamada de emergencia de Cáritas Internationalis para apoyar en África Centroafricana. Se necesitan más de 700.000 euros

Es la segunda vez que Cáritas Española apuesta por reforzar su apoyo a Cáritas local en la República Centroafricana. En enero de 2013 la institución internacional pidió ayuda para hacer frente a las necesidades provocadas por el conflicto armado declarado en diciembre del año pasado entre el Gobierno y los rebeldes islamistas de Séleka. Los rebeldes tomaron en marzo de 2013 la capital y protagonizaron un golpe de Estado.

Tras iniciarse el enfrentamiento se dispararon los saqueos, los incendios de casas y la destrucción de servicios sociales básicos. Los asesinatos y violaciones no han estado ausentes en el conflicto. Por estos motivos, Cáritas lanzó la llamada de emergencia y consiguió recaudar cerca de 1.300.000 euros destinados a apoyar los programas de emergencia propulsados por Cáritas Centroafricana. Estos programas se centran principalmente en la distribución de alimentos, la asistencia sanitaria y la rehabilitación de las estructuras productivas de las comunidades más necesitadas y afectadas por el conflicto. Cáritas Española aportó a principios de este año 23.500 euros y ha añadido 50.000 euros más en la última llamada.

Cáritas Internationalis ha denunciado que la situación en las últimas semanas ha empeorado considerablemente. Además del aumento de la violencia en el país los centros sanitarios están cerrando por falta de medicinas. A esto hay que añadirle la falta de comida. Estos problemas están provocando el desplazamiento de más de 200.000 en el interior del país y una huída de 50.000 personas al Congo, Camerún y Chad. Cáritas Internationalis calcula que se necesitan más de 700.000 euros para restablecer estas necesidades básicas. Estos fondos también se destinarán a actividades de reconstrucción de la paz y para la reconciliación de las comunidades afectadas por la violencia.

El director de Cáritas Centroafricana, el padre Elysée Guedjande, ya ha sido víctima de la inestabilidad y de la violencia que sufre el país. El pasado 19 de julio en Bangui, la capital, mientras el padre Guedjande aparcaba su coche dos desconocidos le pidieron las llaves de su vehículo. Cuando él intentó escapar le dispararon en las piernas. Cuando los agresores huyeron el sacerdote fue trasladado al hospital donde pudieron operarle. En la actualidad se encuentra recuperado y fuera de peligro.

Michel Roy, el secretario general de Cáritas Internationalis, ha insistido en la preocupación por el ataque del padre Guedjande. Roy ha declarado que el sacerdote estaba llevando a cabo un trabajo de vital importancia para proteger a los más pobres y vulnerables y que en ocasiones no se está dejando a los trabajadores de la Iglesia seguir adelante con sus actividades en condiciones de seguridad. Michel Roy declara prioritario establecer mejores condiciones de protección en el país.

La Iglesia católica ha pedido en numerosas ocasiones que se garantice la seguridad en la República Centroafricana. Hace unas dos semanas los obispos reunidos en el Simposio de Conferencias Episcopales de África y Madagasgar (SECAM) pidieron a las autoridades de la RCA que asumieran su responsabilidad de garantizar la seguridad y protección de la población y que se facilite la distribución de la ayuda humanitaria. Los obispos mostraron también su indignación por las violaciones a los derechos humanos que se están perpetrando en el país y por la indiferencia de la comunidad internacional.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable