Iglesia-Estado

Provida denuncia que el aborto sea considerado de primera necesidad, cuando se han suspendido otras intervenciones

Alicia Latorre: "Los abortorios afirman que tienen pérdidas. ¿Querrán sumarse a las subvenciones de negocios afectados por esta crisis?"

Alicia Latorre junto a Benigno Blanco.
photo_cameraAlicia Latorre junto a Benigno Blanco.

El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaró el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, "contempla una serie de medidas dirigidas a proteger el bienestar, la salud y seguridad de los ciudadanos y la contención de la progresión de la enfermedad", reza el BOE. 

En este Real Decreto, la orden  SND/310/2020, de 31 de marzo, establece como servicios esenciales determinados centros, servicios y establecimientos sanitarios, entre ellos, los centros de reproducción humana asistida: (únicamente ante procesos programados o ya iniciados) y los centros de interrupción voluntaria del embarazo, algo que para la Federación Española de Asociaciones Porvida es totalmente incomprensible. 

Derivadas a urgencias saturadas 

Su presidenta, Alicia Latorre, ha escrito una carta a la que ha tenido acceso Religión Confidencial, en la que denuncia "el daño que la cultura de la muerte sigue haciendo a nuestra ya herida sociedad, algo que es aún más cruel sabiendo la lucha y el dolor que atravesamos". 

Latorre exige respuestas al Gobierno sobre el hecho "de que los centros que se dedican a quitar la vida a los no nacidos y a dejar a sus madres abandonadas, sigan abiertos como si fueran servicios de primera necesidad"

Para la presidenta Provida, estos centros de muerte derivan a las mujeres a que acudan a las urgencias de los hospitales públicos, cuando les provocan daños físicos, muy serios a veces (para qué hablar de los psicológicos), "urgencias especialmente hoy saturadas por el problema del coronavirus, y que están teniendo que posponer o dejar de atender a personas con graves patologías", denuncia. 

Empresarios de estos negocios se quejan de las pérdidas 

Para Alicia Latorre, el asunto no es sólo que se considere un servicio prioritario, sino que los empresarios de "estos negocios se quejen de que han reducido sus ingresos, porque afirman que han ido un 20% menos de mujeres a salir con sus vientres vacíos y sus corazones más aún. ¿Querrán luego reclamar pérdidas? ¿Querrán sumarse a las subvenciones de negocios afectados por esta crisis? Se han suspendido o aplazado intervenciones de diversas patologías, pero el aborto es considerado como de primera necesidad". 

La presidenta de la Federación de Asociaciones Provida se indigna: "España entera, hombro con hombro, saca recursos y fuerzas de debajo de las piedras, pero ellos a lo suyo, reclamando no sólo ingresos, sino pretendiendo que se eliminen los escasos trámites que la terrible ley que tenemos exige.  Quieren que se suprima “la informativa presencial de la mujer previa a la IVE “y por tanto los tres días de reflexión".

Agilizar trámites para abortar 

Porque para Alicia Latorre "El negocio es el negocio. De hecho, ya lo ha hecho la Consellería de Salud de Cataluña, agilizando los trámites. Además de no importarles el hijo ni la madre, ¿pueden vulnerar impunemente la ley?¿por qué estas instalaciones no se desinfectan y se ponen al servicio de la vida como otros recintos y se suspende esta actividad que no solamente no es necesaria, sino que provoca dolor y muerte, en los hijos, en las madres y padres y en la sociedad entera?", reclama. 

Por su interés, publicamos la carta entera en este link. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes