Iglesia-Estado

Profesores de religión denuncian: el anteproyecto de ley de educación contiene una excesiva carga ideológica

Ante los cambios anunciados por el gobierno, consideran que las “minorías radicales y excluyentes están imponiendo sus ideas sobre la persona y la convivencia”

Isabel Celaá, ministra de Educación.
photo_cameraIsabel Celaá, ministra de Educación.

El gobierno está elaborando un anteproyecto de Ley para reformar la actual normativa de educación (LOMCE) en el que se prevé algunos cambios respecto a la asignatura de religión.

Entre las modificaciones se contempla que la clase de religión, ya sea católica, protestante o islámica, no obligue a una asignatura alternativa, lo que conllevaría a que se impartiera en un horario distinto al lectivo.

Además, el Ministerio de Educación propone que la religión “no interfiera en la nota media, obtenidas en enseñanzas académicas, en el marco de los acuerdos de la Santa Sede”, según el documento publicado en la web del Ministerio, de cara a abrir una consulta pública previa al anteproyecto de Ley Orgánica de Modificación de la actual Ley de Educación.

Sistema educativo para media España

La consulta abierta se inició el pasado 26 de octubre y concluirá el próximo 10 de noviembre. Pues bien, la Asociación profesional de profesores de Religión en Centros Estatales (APPRECE) ha respondido a esta consulta pública, con una carta que han enviado a la ministra Isabel Celaá y a la que ha tenido acceso Religión Confidencial.   

Entre otras objeciones denuncian que la “información sobre lo que se pretende hacer con este nuevo cambio educativo, debió ser más sencilla y menos confusa”.

Asimismo, achacan al gobierno de que no puede hablar del fracasado intento de pacto del anterior Gobierno, “sin un mínimo de autocrítica, cuando sabemos quién se marchó de la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados”.

Para el sindicato de profesores de religión, esto es un mal síntoma de lo que se busca, “que no es un sistema educativo para todos los españoles, considerando la escuela pública de todos y para todos, ya que no es ni puede ser ni de izquierdas, ni de derechas. Y en el documento hay una excesiva carga ideológica, de la que sólo puede salir un sistema educativo para media España y en contra de la otra media”,

Analfabetos religiosos de España

Según APPRECE, “no se puede organizar la educación desde prejuicios ideológicos partidistas, que han sido rechazados totalmente por el Pleno del Tribunal Constitucional en la citada Sentencia. Minorías radicales extremistas y excluyentes no pueden imponer sus concepciones sobre la persona, la educación y la convivencia en la sociedad abierta y plural, porque un pensamiento petrificado en el siglo XIX es un peligro para la convivencia en el siglo XXI. Y a un miembro de la Unión Europea, como es España, no pueden convertirlo algunos en los analfabetos religiosos de Europa”, dice la carta.

La Asociación Estatal de Profesores de Religión se remite al Tribunal Constitucional cuando avaló la existencia de una asignatura evaluable de Religión de carácter voluntario para el alumnado, lo cual no implica vulneración constitucional alguna, ni la existencia de una asignatura de Religión en los niveles de Educación Primaria y Secundaria, ni la implantación de una fórmula de Opción entre la asignatura de Religión y Valores Sociales y Cívicos/Valores Éticos, son contrarios al texto constitucional.

“Llevamos bastantes años conviviendo en paz”

Y en el marco de los Acuerdos con la Santa Sede, queda claro que: “Los planes educativos en los niveles de Infantil, de Educación Primaria, de la ESO y del Bachillerato, incluirán la enseñanza de la religión católica en todos los centros de educación, en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales”.

“No hace falta recordar que los acuerdos internacionales se firman para ser cumplirlos por todo Gobierno”, dice el sindicato.

Por último, hacen una última consideración: “Los creyentes hemos sido muy respetuosos con los que no quieren las enseñanzas de religión en la escuela y hasta hemos buscado fórmulas para que hicieran uso de su libertad y llevamos ya bastantes años conviviendo en paz. Nadie está hoy discriminado en la escuela por la opción que elija. ¿Quién tiene interés en crear un problema donde no lo hay y crear desigualdad y discriminación a una parte de los creyentes, precisamente con los que la propia Constitución ordena una cooperación especial? Un Gobierno que no gobierna para todos no merece tal nombre. Y la Educación necesita un marco que sea válido para todos.

Trato sangrante del gobierno valenciano

Por otra parte, el obispo de Segorbe-Castellón y los delegados de enseñanza de las diócesis valencianas, han llamado a la movilización ante la reiterada discriminación contra la asignatura de religión y que las familias denuncien públicamente.

No sólo hay mala gestión ni ausencia de diálogo, sino que la Administración educativa valenciana tiene una clara voluntad de perjudicar a la asignatura de Religión y Moral católica al provocar todos los años graves anomalías que impiden desarrollar con normalidad el curso escolar”, han manifestado a Religión Confidencial fuentes del obispado de Segorbe-Castellón.

Los obispos y delegados de las cuatro diócesis de la Comunidad valenciana, han denunciado que por tercer año consecutivo la Administración educativa incumple la legalidad y, “aun contando con suficientes profesores presentados por las diócesis, a fecha de hoy sigue habiendo graves incumplimientos en los centros de titularidad pública”.

Han aportado el dato actualizado respecto a  Infantil y Primaria: la Consellería no ha asignado profesor de religión en 27 centros educativos y no ha sustituido a 7 profesores que están de baja.

Incumplimientos en Bachillerato

De todas formas, destacan que “en Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato la situación en este curso es aún más sangrante, pues está incumpliendo la obligación impuesta por los tribunales de ofrecer obligatoriamente religión en segundo de Bachillerato, y el inicio de curso es irregular: alumnos sin profesorado y obligados a cursar otra asignatura”.

En síntesis, la “Consellería ha eliminado unilateralmente el grupo de los que habían pedido clases de religión en segundo de Bachillerato”, de modo que: 15 institutos están con problemas no resueltos en Orihuela-Alicante, 8 centros no reconocen la matrícula real de los alumnos en Segorbe-Castellón, 20 centros en Valencia tampoco reconocen los grupos de alumnos matriculados en segundo de Bachillerato “con las más peregrinas excusas”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo