Iglesia-Estado

Profesores de religión acusan al Gobierno de actuar por "prejuicios ideológicos" en los recortes laborables

El sindicato Apprece ha denunciado al Ministerio de Educación por no respetar la legislación laboral y no tratar a estos docentes como a empleados públicos

Isabel Celaá, ministra de Educación.
photo_cameraIsabel Celaá, ministra de Educación.

Tras la polémica suscitada por el recorte entre un 30 y 40 por ciento de su jornada laboral a más de 200 profesores de Religión en Ceuta, Melilla y Aragón, el sindicato de profesores de Religión Apprece no se ha quedado cruzado de brazos. 

El subsecretario del Ministerio de Educación y Formación Profesional, Fernando Gurrea, ha explicado que este recorte es legal después de que la ministra de Educación Isabel Celàa decidiera "unilateralmente" - según los profesores de Religión - retribuir a los profesores solo las horas que dan clase. Los docentes han llevado al caso ante los tribunales. 

Incumplir la legislación vigente 

Según ha podido saber Religión Confidencial, el Sindicato Apprece pretende dialogar con el Ministerio de Educación antes del juicio del 3 de diciembre. Para el presidente de la Unión de Apprece España, José Mª Guardia "convertir los contratos indefinidos en contratos temporales coincidentes con el curso escolar no es una medida de progreso", además de que incumplen la legislación vigente, "con medidas unilaterales sin base legal alguna" y sin comunicación previa con los representantes legales del profesorado de religión".

Según el sindicato "ha existido un predominio de actuaciones administrativas, tanto en el Ministerio de Educación como en las Consejerías de Educación, que han ignorado que las enseñanzas de Religión son una cuestión de Estado, con un Acuerdo Iglesia-Estado entre la Santa Sede y el Estado Español y con Convenios del Gobierno del Estado con las otras Confesiones Religiosas".

Así mismo, afirman que el Gobierno ha ignorado que el profesorado de Religión es personal laboral docente con una relación indefinida con las Administraciones Públicas y que, por tanto, le asiste el derecho a que se le trate como a empleado público y "cumpliendo rigurosamente con la legislación laboral y no proceder con actuaciones unilaterales y desde prejuicios ideológicos".

Guardia, por tanto, considera que el Ministerio de Educación no ha respetado la legislación laboral y es por lo que Apprece ha demandado al Ministerio ante la Justicia. 

Prohibiciones al profesorado de religión 

Por su parte, la Comisión de Enseñanza y Catequesis de la Conferencia Episcopal Española ha afirmado a ABC que el recorte "no responde a la reducción" del horario de la asignatura, sino a que ahora se les prohíbe a los profesores de Religión "completar sus horarios con otras colaboraciones en los colegios". 

Al respecto, profesores de Religión señalan a RC que estos docentes sí pueden acometer actividades educativas que no sean competencia exclusiva de funcionarios. Y sobre los recortes de los horarios se preguntan si esta regulación desigual del horario entre comunidades respeta los Acuerdos Iglesia-Estado "¿Puede un acuerdo internacional "interpretarse" por cada administración autonómica?", cuestionan. 

Así mismo, instan al subsecretario del Ministerio de Educación a responder por qué han cambiado la fórmula que permitía mantener las horas de contrato al profesorado de Religión de Ceuta y Melilla y que tenía el visado del Servicio de Inspección y visto bueno de los sindicatos. "Han creado un problema donde existía una solución, además, exportable a otras comunidades de la nación", denuncian. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?