Iglesia-Estado

Orden de la Policía: coordinar con obispados y asociaciones musulmanas el control de los aforos

El operativo policial tiene potestad para vigilar que se cumplan las normativas en los lugares de culto durante las distintas fases de desescalada

La Policía desaloja una misa en Madrid el Domingo de Resurrección.
photo_cameraLa Policía desaloja una misa en Madrid el Domingo de Resurrección.

Tal y como ha adelantado Confidencial Digital, la Policía Nacional readapta sus protocolos de actuación del confinamiento general al plan de desescalada. ECD ha tenido acceso a la “Orden de Servicio Plan Desescalada COVID-19” que el director adjunto operativo (DAO) ha remitido a todas las jefaturas superiores autonómicas para ir modificando el despliegue según las fases del plan del Gobierno.

El oficio firmado por el comisario principal José Ángel González Jiménez señala que se trata de “dar una respuesta policial apropiada” a las fases del plan de desescalada, que incluye una diversidad de restricciones y de medidas, y que se va adoptando en provincias y territorios de manera asimétrica.

Vigilancia, supervisión y control de aforos

La nota destacada del documento en cuanto a culto público se refiere, es que la orden de la Policía es comunicar y coordinar con "obispados y representantes de asociaciones musulmanas y otras confesiones la vigilancia, supervisión y control de aforos".  

Así, en la Fase I de desescalada en la que actualmente está casi toda España, la Policía, en coordinación con los obispados, vigilará que el aforo a los templos y otros lugares de culto se limita a un tercio de su capacidad.

Asimismo, tiene potestad para supervisar que la limitación del aforo autorizado en los velatorios no supere a diez familiares y guardando las distancias. 

En la fase II se amplía la entrada a los templos hasta la mitad de su aforo. En los velatorios, la asistencia máxima será de 15 personas en lugares cerrados y 25 lugares abiertos con protocolos de distancias física y seguridad. 

Durante la Fase III, la Policía en coordinación con obispados y asociaciones musulmanas vigilará que el aforo de los templos continúe a la mitad de su capacidad. En cambio, en los velatorios, ya podrán acudir más personas guardando siempre las medidas de seguridad y distanciamiento social. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?