Iglesia-Estado

Piden ayudas para las familias de colegios concertados ante la gravedad del coronavirus

Denuncian que desde que comenzó esta crisis sanitaria, la ministra de Educación no ha escuchado los problemas de los padres

Isabel Celaá.
photo_cameraIsabel Celaá.

El portavoz de Vox en la Comisión de Educación de la Comunidad de Madrid, Mariano Calabuig, ha escrito una carta al consejero Enrique Ossorio en el que solicita ayudas a las familias de colegios concertados ante las dificultades que van a afrontar por la crisis del coronavirus. 

En concreto, solicita la cantidad de "38 millones de euros para los meses comprendido entre el 15 de marzo y el 15 de mayo", ya que de lo contrario "la administración no tendrá la capacidad de dar respuesta a la demanda de plazas escolares desde la educación pública ante la posible desaparición de muchas de las instituciones académicas privadas concertadas", por el incierto futuro de la situación laboral debido a la pandemia. 

Dificultades de las familias 

La educación concertada de la Comunidad de Madrid alberga a un total de 367.471 alumnos.  "Ante la situación de inestabilidad económica en que puedan encontrarse los numerosos centros de educación concertada al término de esta situación de confinamiento de las familias que no puedan abonar las cuotas voluntarias necesarias para el mantenimiento de aquellos", la educación concertada correrá peligro. 

Calabuig recuerda a Religión Confidencial que muchas familias podrán encontrase con la pérdida del trabajo de uno de los dos miembros de los progenitores, o sus ingresos podrán caer drásticamente o, un sinfín de situaciones que, al día de hoy, "no somos capaces de percibir y se podrán verse abocados a renunciar al colegio donde llevaban voluntariamente a sus hijos". 

Además, insiste que ante esta gravedad, "la Comunidad de Madrid corre el riesgo de no poder mantener la oferta académica a todos sus alumnos del próximo curso".

Aportación especial a los padres 
 

"Creemos, por tanto, en la urgente necesidad de hacer una aportación especial a los padres que lo soliciten para mantener la plaza escolar de sus hijos para el curso próximo", escribe el diputado de Vox en la carta a la que ha tenido acceso RC. 
.
Calabuig subraya que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha solicitado del Gobierno central la habilitación de un Fondo Extraordinario no reembolsable para el
Ejecutivo madrileño dotado con 1.200 millones de euros para afrontar los efectos del coronavirus. De ellos, 1.000 millones serían como prioridad para Sanidad, 100 millones para Servicios Sociales e idéntica cantidad para Educación.  

38% de los fondos del Estado 

"Un 38% de esos fondos de educación pueden servir para asegurar el futuro de la educación de sus hijos a muchas familias madrileñas, así como sostener a instituciones que llevan muchos años colaborando con la educación en nuestra región", apunta Calabuig. .

A pesar de la obligatoriedad de mantener gratuita la enseñanza obligatoria en España, el diputado de la formación verde remarca que "no se está cumpliendo en los colegios concertados, pues los fondos públicos para los centros educativos de iniciativas privadas no reciben el apoyo económico suficiente del Estado para mantenerlos y deben los padres, con contribuciones voluntarias, ayudar a que se mantengan". 

Esa es la razón de su carta al Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid y extensiva a todas las Comunidades y, muy concretamente, al Ministerio de Educación y a la Presidencia del Gobierno para que tengan en cuenta esta situación y contemplen la forma de "ayudar a estas familias, de la misma forma que han adoptado medidas, por los efectos del COVID-19), en la ayuda a los alquileres de viviendas u otras por el mismo motivo, pero que afectan de manera fundamental en la vida de muchas familias españolas". 

Concapa escribe a la ministra 

De la misma forma se expresó ayer el presidente nacional de CONCAPA, Pedro José Caballero, que ha escrito una carta a la ministra de Educación, Isabel Celaá, en la que le pide que desde el Ministerio de Educación y FP se activen en todo el Estado ayudas a las familias que han visto mermados sus ingresos por la pandemia actual, sobre todo para el alumnado que cursa sus estudios de bachillerato en centros educativos en donde no estuviese concertado.

"Se trata de facilitar la finalización del actual curso académico sin generar un verdadero perjuicio económico tanto a los centros como para las familias, lo que conllevaría una flagrante discriminación educativa y económica, en esta situación en la que ninguna familia debe de quedar atrás". 

Así mismo, desde CONCAPA denuncian la falta de compromiso y cercanía a las familias que en estos momentos tan difíciles, y como el resto de la sociedad, "estamos haciendo un verdadero sacrificio para sacar adelante la familia, el trabajo y los estudios de sus hijos". 

Caballero manifiesta que desde que empezó esta crisis sanitaria, no se ha contado con los representantes de las familias para informarles, escuchar las inquietudes de sus representados, sus necesidades, las prioridades en temas educativos, lo que ha generado una enorme incertidumbre en las familias por la falta de información. "Debemos participar y reclamamos al Ministerio que cuente con nosotros", concluye. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable