Iglesia-Estado

Políticos, obispos y padres, contra la retirada del concierto a la educación diferenciada en Cataluña

Ramón Espadaler, diputado del grupo socialista y Unidos para Avanzar en el parlamento catalán, contra la resolución del gobierno de Torra

Escuela diferenciada.
photo_cameraEscuela diferenciada.

En pleno estado de alarma, el gobierno de la Generalitat ha anunciado que no renovará el concierto a 11 colegios catalanes de educación diferenciada, pero les han concedido un año de prórroga. 

Los centros a los que no se renueva el concierto de Primaria pero se prorroga un año son Canigó de Barcelona, Bell-lloc del Pla de Girona, Les Alzines de Girona, Pineda de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Xaloc de L'Hospitalet de Llobregat, Institució Lleida, Campjoliu de L'Arboç (Tarragona), Institució Tarragona de Reus (Tarragona), La Vall de Sabadell (Barcelona), La Farga de Sant Cugat y Viaró de Sant Cugat (Barcelona).

No solo los padres y responsables de estos centros se han unido para defender este modelo educativo amparado por la jurisprudencia internacional y que obedece al derecho de los padres a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos, sino también los obispos catalanes y políticos del PP y Vox. 

Unidos para Avanzar defiende la diferenciada 

Incluso Ramón Espadaler, secretario general de Unidos por Avanzar y diputado del GP Socialistas y Unidos para Avanzar en el Parlamento de Cataluña, se ha manifestado en contra de la resolución del gobierno de Torra. 

 "Units Per Avançar defiende la escuela diferenciada, una realidad incluida en el modelo de escuela catalana. Rechazamos absolutamente la Resolución de Renovación de conciertos educativos que lo retira a once centros de educación diferenciada", afirma. 

En un comunicado, este partido catalán no independentista, ha afirmado que  "este derecho, reconocido constitucionalmente, ha sido amparado con reiterada jurisprudencia estatal como internacional, además, del apoyo de expertos pedagogos como un modelo más de éxito educativo". 

Los obispos catalanes, preocupados 

Así mismo, los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense, han lanzado su voz contra esta resolución: "Los obispos ven con preocupación la reciente decisión de la Consejería de Educación de la Generalitat de Cataluña de no renovar el concierto a las escuelas con educación diferenciada y piden que se reconsidere esta decisión". 

En estos momentos de emergencia educativa, han expresado el deseo de que sea "respetada la libertad de educación y el derecho de los padres a elegir el centro educativo para sus hijos e hijas, y que se considere la escuela concertada como parte del servicio educativo en Cataluña, tal como indica la Ley de Educación de Cataluña LEC (2009)". 

PP y Vox 

Por su parte, el concejal portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Oscar Ramirez, pedirá en el pleno de hoy a la alcaldesa Ada Colau que mantengan los conciertos a la educación diferenciada. "Libertad de elección de educación para padres y centros educativos. No a la discriminación", afirma en su perfil de Twitter. 

También Joan Garriga, presidente de Vox Barcelona, ha manifestado que "ante un gobierno de la Generalidad liberticida, Vox Barcelona va a dar la batalla por la libertad de los padres a escoger la educación de sus hijos". 

Imposición forzosa 

Así mismo, María Calvo, Profesora Titular Derecho Administrativo Universidad Carlos III y presidenta de European Association Single Sex Education en España (EASSE) ha escrito un artículo titulado "Cuando es el Gobierno quien segrega",  en el que subraya: "Destruir sin justificación objetiva razonable algo que funciona, que da buenos resultados y que además es demandado por parte de la sociedad, resulta absurdo y contraproducente para cualquier persona con sentido común. Sin embargo, esto es precisamente lo que pretende hacer el Gobierno de Cataluña con la educación diferenciada concertada". 

Calvo afirma: "La imposición forzosa de la educación mixta, única merecedora de financiación pública, como dogma intocable e insusceptible de discusión, solo es comprensible en aquellos países antidemocráticos que someten por la fuerza a sus ciudadanos a los principios de su dogmatismo blindado, a su relativismo escéptico, fruto de la soberbia autorreferencial y de la vanidad que niega el acceso a la verdad. Pero en un país democrático como España, algo así, solo se puede explicar desde la ignorancia, la estupidez o la maldad". 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable