Iglesia-Estado

Padres valencianos marcan líneas rojas al tripartito de izquierdas para que no discrimine a la concertada

La pasada legislatura ha estado marcada por un conflicto permanente que ha llevado a más de 30 sentencias contra el gobierno valenciano

Manifestación en Valencia a favor de la escuela concertada.
photo_cameraManifestación en Valencia a favor de la escuela concertada.

La legislatura 2015-2019 ha estado marcada en la Comunidad Valenciana por un conflicto permanente del tripartito de izquierdas y la enseñanza concertada, que ha llevado a más de 30 sentencias contra el gobierno valenciano, movilizaciones en la calle y la no-ejecución de sentencias por parte de la Generalitat.

La Mesa por la Educación en Libertad, que se constituyó por federaciones y AMPAS ante los continuos ataques contra la enseñanza concertada, teme que estos nuevos cuatro años sigan esas políticas que van “en perjuicio de las familias y los alumnos”, que también ha incluido “una imposición del valenciano en detrimento del castellano”.

El nuevo Gobierno valenciano se dará a conocer tras las elecciones del 26-M, pero ya ahora están en negociaciones los socialistas, Compromís y Podemos.

Estos cuatro años el titular de la Consellería de Educación y Cultura ha sido Vicent Marzà (Compromís) y, según ha sabido Religión Confidencial, se da por hecho que seguirá de conseller en el nuevo Gobierno, aunque no necesariamente de Educación.

“Sin embargo, quien ha marcado realmente las líneas de la Consellería de Educación ha sido el secretario autonómico, el socialista Miguel Soler, por lo que un “lavado de cara” en esa Consellería sin figurar Marzà no garantiza el respeto a la libertad de enseñanza, que es lo que defendemos”, señalan a este digital.

“Falta de diálogo en cuatro años”

Los temores en la Mesa por la Educación en Libertad  se basan en lo ocurrido estos cuatro años, “y nosotros vamos a defender lo que hemos defendido, esperando que al salir fortalecido Ximo Puig en las elecciones del 28 de abril no haya un sectarismo educativo como el que hemos sufrido estos cuatro años”, según ha expresado el actual portavoz de la Mesa, Vicente Morro, a la vez que recuerda a este digital que en cuatro años no ha recibido Ximo Puig a la Mesa, pese a las reiteradas peticiones  “para poder fomentar el diálogo y consenso”.

Ante esta situación, la Mesa por la Educación en Libertad trasladará  al Gobierno valenciano “las líneas rojas en educación”.

El “decálogo” de líneas rojas

Se trata de un decálogo, en el que figura en primer lugar “el derecho constitucional a la libertad de elección por los padres del modelo educativo para sus hijos”, y en segundo lugar “la complementariedad de las redes educativas concertada y pública”, ante las decisiones y anuncios de los responsables de Educación de considerar la concertada como subsidiaria.

También pide “igualdad de trato en ambas redes (concertada y pública), con respeto a todos los derechos de los docentes, titulares y familias, elijan el modelo que elijan en todas las etapas educativas, incluyendo la formación universitaria”.

Así mismo, pide “cumplir con los mandatos de la Constitución y las sentencias judiciales y atender de manera real a las recomendaciones del ‘Sindic de Greuges’ (Defensor del Pueblo valenciano)”.

Continuando con sus reiteradas reclamaciones y demandas judiciales, también pide que haya “respeto a la libertad lingüística y cooficialidad de castellano y valenciano”.

Completan las “líneas rojas” la elección de centro educativo en condiciones de igualdad, desde Educación Infantil hasta el final de la escolaridad; la potenciación de los centros de Formación Profesional concertados; protección de los centros concertados que están realizando una mayor labor social; el apoyo a los Centros de Formación Especial; y la financiación equitativa para los nuevos planes de educación inclusiva en la red concertada

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?