Iglesia-Estado

Padres católicos de Valencia piden a la nueva consellera de Educación “menos sectarismo” que su antecesor

Vicent Marzà no recibió nunca en 7 años a la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia

Vicent Marzà y la nueva consellera de Educación, Raquel Tamarit. Fuente Twitter.
photo_camera Vicent Marzà y la nueva consellera de Educación, Raquel Tamarit. Fuente Twitter.

Ayer dimitió Vicent Marzà (Compromís) de su cargo como conseller valenciano de Educación, Cultura y Deporte, en el que ha estado desde 2015, en que gobierna un tripartito de izquierdas en la Comunidad Valenciana (socialistas-Compromís-Podemos).

Le sustituye en el cargo Raquel Tamarit, con experiencia en estos años en la Consellería y en el ámbito de la enseñanza. También pertenece a Compromís.

Contra la educación concertada

La Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (FCAPA) ha dado la bienvenida a la nueva consellera y le ha pedido “mayor atención a los problemas reales de la comunidad educativa y menos sectarismo ideológico”, como ha afirmado Vicente Morro, portavoz de FCAPA.

“”El exconseller no ha encontrado ¡en 2.480 días! un hueco para recibir a los representantes de cerca de 60.000 familias y casi 100.000 alumnos valencianos que han elegido la educación concertada”, ha afirmado el portavoz.

Nada más tomar posesión de su cargo, el 10 de agosto de 2015,  el conseller Marzà lanzó un duro mensaje contra la enseñanza concertada: “”Se ha acabado la barra libre para la conciertos educativos”.

“El peor conseller de Educación”

También han señalado desde la Federación que “después de siete años y 40 sentencias en contra, podemos afirmar que el exconseller Marzà ha sido el peor conseller de Educación de la Comunidad Valenciana”.

Como ejemplos de la nefasta gestión educativa, citan que “todavía no ha concretado la Consellería cómo va a afectar la LOMLOE a la Comunidad Valenciana, hay retrasos en los pagos a los docentes y a los titulares de los centros, deficiente atención a los alumnos con necesidades educativas especiales, la gestión de la jornada continua, falta de previsión y organización generando caos organizativo en los centros, entre otros muchos”.

Sectarismo ideológico

Vicente Morro recuerda que “desde el 27 de julio de 2015, solo unas semanas después de su toma de posesión, FCAPA pidió una reunión al entonces conseller Marzà y no ha encontrado un hueco para reunirse con los representantes de miles de padres que han elegido centros concertados para la educación de sus hijos, en una muestra evidente de su sectarismo ideológico”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?