Iglesia-Estado

Los obispos españoles emitirán en breve un dictamen oficial sobre el proyecto de ley que regula el final de la vida

La Conferencia Episcopal Española estudia en estos momentos el proyecto de ‘Ley reguladora de los derechos de la persona ante el proceso final de la vida’, y se pronunciará sobre él en los próximos días. Todo parece indicar que los obispos advertirán sobre los riesgos de un texto que puede abrir la puerta a prácticas eutanásicas.

El gobierno envió a los obispos españoles el proyecto de ley (pinche aquí para leerlo). La conferencia episcopal ha encargado un estudio a diversos expertos en la materia, con el fin de pronunciarse sobre el texto antes del verano.

Del 21 al 23 junio hay reunión de la comisión permanente de la CEE. Todo apunta a que los miembros de dicha comisión -23 obispos- aprobarán un dictamen sobre el proyecto de ley.

En fechas recientes, el cardenal Rouco afirmó en un desayuno del Foro Nueva Economía que no había leído el texto, pero que según sus asesores, no era una ley de eutanasia. Sus palabras tuvieron mucha repercusión en los medios, causando extrañeza a algunos expertos.

La Organización Médica Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) han presentado 36 alegaciones al proyecto de ley. Ambas reivindican la ‘lex artis’ (conjunto de prácticas médicas aceptadas) como límite al derecho a decidir del paciente.

La SECPAL ha calificado como “inadmisible” para las profesiones sanitarias que esta ley derogue el punto 3º del artículo 11 de la Ley de Autonomía del Paciente, por el que ninguna instrucción previa contraria al ordenamiento jurídico o a la ‘lex artis’ debe ser aplicada. Pinche aquí para leer un resumen del posicionamiento de SECPAL ante el proyecto de ley.

Expertos en cuidados paliativos consideran que la supresión de este punto es el “caballo de troya” de la ley, que abrirá la puerta a prácticas eutanásicas. En este sentido, consideran que el proyecto de ley no protege de sedaciones irregulares como las que se produjeron en Leganés. Más bien parece una ley pensada para proteger casos similares al del doctor Montes.

“Es una aberración -explica un experto en cuidados paliativos- decir que el médico está libre de responsabilidad si hace lo que le dice el paciente. Existe el derecho a una atención médica adecuada, no un derecho a la sedación o a un medicamento concreto”. El proyecto de ley tampoco hace referencia alguna al derecho de objeción de conciencia del personal sanitario.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes