Iglesia-Estado

El nuncio confirma que el Papa ha recibido la carta que le piden intervenir contra curas vascos que justifican a ETA

Bernardito Auza recibe a la presidenta de la Asociación pro Guardia Civil APROGC, autora de la misiva dirigida a Francisco

Nuncio y la presidenta de AproGC.
photo_camera El nuncio Bernardito Auza con la presidenta de (APROGC), Begoña Uña.

El nuncio en España, Bernardito Auza ha recibido esta mañana a la presidenta de la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), Begoña Uña Cantalapiedra, con motivo de la presentación el pasado 15 de Diciembre de 2020, de una carta dirigida al Papa Francisco donde se pedía la intervención de la Santa Sede, ante determinados posicionamientos de clérigos vascos "donde se justificaba y aplaudía a una banda de asesinos, sin entender como esa parte del clero vasco seguían humillando a las víctimas, cuando debería prevalecer el consuelo y el aliento necesario para superar esta triste etapa de nuestra historia", expresan desde la Asociación a RC. 

Como ya informamos en Religión Confidencial el obispado de Bilbao desautorizó al cura de Lemona que justificaba el terrorismo de ETA. 

El nuncio, cercano a los guardias civiles 

Desde APROGC muestran su agradecimiento al Nuncio de Su Santidad en España por la cordialidad en la que ha transcurrido esta reunión y la cercanía mostrada hacia esta Asociación, agradeciendo especialmente la preocupación mostrada por la Guardia Civil y sus inquietudes hacia la institución.

El nuncio les ha confirmado que la carta en cuestión, escrita por esta Asociación en defensa de los guardias civiles, había sido remitida a Su Santidad oportunamente, "estando a la espera de la respuesta oportuna de la Santa Sede", señalan desde la entidad. 

203 guardias civiles asesinados 

En la misiva, se recuerda al Santo Padre que durante cincuenta años "esta banda de asesinos ha causado un total de 857 víctimas mortales, miles de heridos, secuestros, extorsiones y sobre todo el sufrimiento de miles de personas de diferentes colectivos; 22 niños inocentes fueron asesinados". 

Además, remarcan que la Guardia Civil ha sido la institución más castigada por ETA y que más de 203 guardias civiles han sido asesinados, numerosas casas cuarteles han sido atacadas por artefactos explosivos, "hogares donde nosotros y nuestras familias hemos criado a nuestros hijos con la ilusión de formarlos en valores, los mismos que esta institución representa", indican en la carta. 

Sobre la Iglesia vasca 

Aunque está trágica etapa ha sido superada, desde la APROGC recuerdan al Papa Francisco que "la historia de lo que ocurrió en estos años no deja en buen lugar a la Iglesia vasca desde el mismo nacimiento de ETA; siempre estuvo más cerca de los terroristas que de las víctimas. Muchos fueron los sacerdotes del país vasco que ayudaron, encubrieron, aplaudieron, y sonrieron a los asesinos de ETA. Y lo más grave: sigue ocurriendo hoy en día, en pleno 2020". 

Y le recuerdan el caso del cura de Lemona justificando el terrorismo de ETA y otros clérigos que han salido en su defensa. Por esta razón, le piden que adopte medidas correctoras contra "esos párrocos que manchan el nombre de la Iglesia, su abominable comportamiento público de aplauso a los asesinos es incompatible con el ejercicio del sacerdocio". 

 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?