Iglesia-Estado

Los monjes benedictinos continúan su vida normal en el Valle de los Caídos hasta que llegue la orden de abandonarlo

A la espera que se les aplique la Ley de Memoria Democrática, llevan tres años sin recibir la asignación presupuestaria que Patrimonio debe otorgar a la Escolanía

Monjes benedictinos de la abadía del Valle de los Caídos.
photo_camera Monjes benedictinos de la abadía del Valle de los Caídos.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Proyecto de Ley de Memoria Democrática, un proyecto que afectará al Valle de los Caídos. Uno de los cambios es la extinción de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, que se creó en 1957 para dar cabida a los monjes benedictinos en la Abadía y la Basílica, informa ECD. 

¿Qué pasará ahora con los 21 monjes del Valle de los Caídos que rezan a diario por los 34.000 enterrados de ambos bandos de la Guerra Civil? 

Reconciliación de todas las víctimas 

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, lo recordaba en un tweet: "No conocemos en detalle qué quiere hacer el Gobierno en el Valle de los Caídos, pero hay que recordar que la Iglesia, particularmente la comunidad benedictina allí presente, ha rezado siempre por la reconciliación y por todas las víctimas. La cruz es símbolo de amor y entrega". 

Según ha podido saber Religión Confidencial , por el momento, los monjes continuarán su vida normal a la espera de que llegue la orden de abandonarlo.

El próximo mes de septiembre, se reabrirá de nuevo el curso para la treintena de chicos que forman parte de la Escolanía, un proyecto social y cultura que, en principio, debe contar con el apoyo económico de Patrimonio Nacional (por formar parte de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos) pero que llevan tres años sin recibir la asignación presupuestaria que Patrimonio debe otorgar a la Escolanía. 

El camino de la ley de Memoria Democrática 

Y es que, el proyecto de ley de Memoria Democrática tiene todavía un camino que recorrer. Si se impulsa con carácter de urgencia como las últimas leyes ideológicas, lo más probable es que en navidades esté ya aprobada definitivamente. 

Pero antes, debe pasar por el Congreso, los diferentes partidos pueden presentar las correspondientes enmiendas (como se espera de Vox) y se debe desarrollar un reglamento jurídico para determinar el nuevo funcionamiento del Valle de los Caídos. 

Ante esta situación, según ha podido saber RC, los monjes esperarán a todas estas enmiendas y pensarán si tienen que defenderse en los tribunales. 

Apoyos por parte de distintos sectores 

RC ha podido confirmar que los monjes están recibiendo muchos apoyos por parte de distintos sectores de la Iglesia y civiles. Pero por el momento, los monjes guardan silencio, aprovecharán este mes de agosto para descansar y realizar el correspondiente retiro de verano, y aguardarán el momento que tengan que abandonar la Abadía en la que residen desde 1957. 

Lo que parece estar confirmado es que ni la Basílica ni la Cruz serán derribadas, y se baraja la posibilidad de que otra congregación religiosa podría ocupar el lugar que dejen los monjes benedictinos.  Fuentes eclesiales apuntan a la Comunidad de Sant’ Egidio. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?