Iglesia-Estado

Máxima tensión en Castellón: se retira la Cruz del Ribalta con una concentración contraria

La concejala de Compromís describe este día como “histórico” en las redes sociales,  recibiendo respuestas como “esto no va a acabar aquí”

Cruz en el parque Ribalta de Castellón.
photo_camera Cruz en el parque Ribalta de Castellón.

El ayuntamiento de Castellón, liderado desde hace años en este asunto de la retirada de la Cruz del Parque Ribalta por la concejala de Compromís Verónica Ruiz, empezará hoy a retirar la Cruz en medio de una gran polémica.

En redes sociales ha escrito la concejala que es un “día histórico”, recibiendo contestaciones como “esto no va a acabar aquí”. Han sido cinco años de polémica, como informó RC el pasado 29 de abril.

Tras 79 años en este emblemático lugar de la ciudad y en cumplimiento de la ley de Memoria Democrática de la Comunidad Valenciana aprobada en 2017, se retirará por considerarla “vestigio del franquismo” mientras que para muchos es un símbolo religioso de concordia, y les parece “inconstitucional” retirarla, como afirma Abogados Cristianos.

Recurso con medidas cautelarísimas

Mientras, Abogados Cristianos ha convocado para este miércoles una concentración en rechazo junto a la cruz.

Asimismo, ha planteado un nuevo recurso ante la justicia solicitando medidas cautelarísimas para paralizar la retirada de la Cruz, además de presentar una querella contra la edil de Patrimonio, Pilar Escuder, por un presunto delito de prevaricación, alegando que el consistorio incumple el plazo de 20 días estipulado para hacer alegaciones.

De hecho, la presidenta de la asociación Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha hecho un llamamiento a participar en la concentración para "defender la fe, la historia y el patrimonio".

A una iglesia de la ciudad

La empresa adjudicataria para realizar los trabajos será Solaris Purgaret S.L., y está previsto que el símbolo se lleve el mismo día que se quite a la explanada de la iglesia Santo Tomás, ubicada en la ciudad, concluyendo los trabajos entre hoy y mañana.

Una vez hayan finalizado las labores de retirada, comenzará la obra de adecuación de la zona con el derribo de la estructura de hormigón y mármol y las escaleras sobre las que se encuentra la cruz.

La instalación del mobiliario urbano (bancos de cerámica) y la plantación prevista (se recuperan algunas especies) serán los últimos pasos a tener en cuenta de esta adecuación que tiene un plazo de ejecución de seis semanas. De hecho, está previsto que la zona esté completamente remodelada en el mes de septiembre.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?