Iglesia-Estado

Justicia explica por qué pide a la Iglesia y no a otras instituciones civiles sus investigaciones sobre abusos

La Conferencia Episcopal desmiente a prensa del ministerio y afirma no haber recibo ninguna carta de Dolores Delgado

Dolores Delgado, ministra de Justicia.
photo_cameraDolores Delgado, ministra de Justicia.

El Gabinete de Comunicación del Ministerio de Justicia difundió a primera hora de la tarde una nota oficial afirmando que la ministra Dolores Delgado había enviado una carta a monseñor Ricardo Blázquez sobre abusos en la Iglesia, nota que ha sido desmentida por el gabinete de Prensa de la Conferencia Episcopal, según publica El Confidencial Digital. 

La nota del Ministerio de Justicia llevaba este título: “Carta a la Conferencia Episcopal. La ministra Dolores Delgado solicita a la Iglesia que entregue al Gobierno sus investigaciones sobre abusos sexuales”.

Pocas horas después, Prensa de la Conferencia Episcopal envío a los medios un comunicado desmintiendo al Ministerio de Justicia y a su Gabinete de Comunicación. 

Carta de la Conferencia Episcopal 

La carta de la Conferencia Episcopal decía: "En relación con la carta enviada por la Ministra de Justicia, señalar que: En la Conferencia Episcopal no se ha recibido aún la carta a la que se refiere la declaración. Nos extraña enterarnos por los medios de esta petición. Las Diócesis, Congregaciones religiosas y demás instituciones eclesiales están obligadas a cumplir las normas legales y protocolos establecidos. Así, han puesto en manos de la Santa Sede y de las autoridades judiciales españolas los casos de los que han tenido conocimiento. Una sincera inquietud por las víctimas, exige preocuparse de todos los ámbitos e instituciones en donde se producen los abusos para abordar conjuntamente la atención a las víctimas y las medidas adecuadas para afrontar este grave problema que afecta a toda la sociedad". 

En esta misma línea, Religión Confidencial ha preguntado a Prensa del Ministerio de Justicia por qué solicita "al órgano que integran los obispos españoles toda la información en su haber sobre investigaciones o procedimientos internos de denuncias de agresiones y abusos sexuales en instituciones eclesiásticas" y no procede de igual forma con otras instituciones civiles, como pueden ser médicos o profesores. 

Enorme repercusión pública 

"En la Iglesia católica se ha producido un asunto que ha causado alarma social, y es que se han encubierto a los abusadores, y ocultado los casos, algo que no ha pasado en otras instituciones. El propio Papa Francisco ha reconocido que la Iglesia no ha actuado de manera transparente en los casos de los abusos", han explicado desde el Gabinete de Prensa de Justicia a RC. 

Las mismas fuentes insisten que en otros ámbitos donde también se producen numerosos casos de abusos (la propia familia, colegio de médicos, profesores, etc.) "se denuncia al abusador y no se le encubre trasladándole a otro lugar sin que se le juzgue o inhabilite".

No pocos católicos y sacerdotes consideran que, sin justificar estos hechos execrables en el seno de la Iglesia Católica. Justicia debería también pedir cuentas a otros colectivos.  

Desde el Gabinete de Prensa del Ministerio de Justicia consideran que el proceder de la ministra Delgado forma parte de la determinación del Gobierno de prevenir estos abusos, razón por la cual, están trabajando en el anteproyecto de ley de protección de menores. 

En la nota de prensa del Ministerio de Justicia, cuyo departamento es el encargado de coordinar las relaciones del Estado con las distintas confesiones religiosas, se recuerda que estas denuncias “han tenido una enorme repercusión pública” y manifiesta su intención de “abordar conjuntamente” con la Iglesia el fenómeno de los abusos sexuales a menores por la “sincera preocupación” que mantienen ambas instituciones por estos hechos. 

No pueden ser ocultados 

En la carta enviada a la Conferencia Episcopal, Delgado afirma que estos delitos “sean en el seno de la Iglesia como en cualquier otra institución” no pueden ser ocultados ni considerados como hechos privados”, sino que merecen “el máximo reproche social y, cuando proceda, la contundente respuesta del ordenamiento jurídico penal”.

También recuerda que el pasado martes se dirigió a la Fiscalía General del Estado para que le informara sobre el número y estado de tramitación de todos los procedimientos penales abiertos por este tipo de infracciones en instituciones religiosas.

La ministra subraya los esfuerzos de la Iglesia por erradicar estos comportamientos con la creación del ‘Protocolo de actuación de la Iglesia en España para tratar los casos de los delitos más graves cometidos contra la moral por parte de los clérigos’ o el ‘Protocolo de actuación según la legislación del Estado’ para abordar estos casos, que obliga a denunciarlos aun cuando hayan tenido conocimiento de ellos en el ejercicio de su ministerio. Además, alaba el compromiso de la Conferencia Episcopal por haber creado una comisión que actualice los criterios a seguir.

Delgado alaba al Papa Francisco 

También se refiere “a la voluntad del Santo Padre por denunciar esta situación y atajar este tipo de conductas desde su reconocimiento y la compasión hacia las víctimas”. “Así lo acredita la convocatoria de los presidentes de las conferencias episcopales para un encuentro en Roma dentro de dos semanas, en el que abordarán conjuntamente el tratamiento de este grave problema que afecta a numerosas Iglesias en todo el mundo”, prosigue Delgado.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable