Iglesia-Estado

Guardias civiles escriben al Papa Francisco para que tome medidas contra curas vascos que justifican a ETA

La Asociación Pro Guardia Civil presenta una carta en la Nunciatura Apostólica: "Adopte medidas correctoras contra esos párrocos"

El cura de Lemona en el documental "Bajo el Silencio".
photo_camera El cura de Lemona en el documental "Bajo el Silencio".

La Asociación Pro Guardia Civil ha presentado esta mañana en la Nunciatura Apostólica de Madrid una carta dirigida al Papa Francisco para que les explique "por qué la Iglesia aplaude a asesinos y humillan a las víctimas que buscan consuelo en Ella". 

Se refiere a la serie documental de televisión que entrevistó al párroco de la localidad de Lemona (Vizcaya), "donde justifica a la banda terrorista ETA, relativizando sus atentados. Pero no es un caso aislado, una serie de sacerdotes también de la Iglesia Vasca han salido en su defensa, y con discursos similares", dice la Asociación en la carta. 

Se da la circunstancia de que el anterior obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta, emitió un contundente comunicado contra el cura de Lemoa y le retiró de sus labores pastorales. 

"Se aplaude a una banda de asesinos" 

Sin embargo, como Asociación Profesional que defiende los intereses personales y profesionales de los guardias civiles y sus familias "no podemos entender que desde el seno de la Iglesia se justifique y aplauda a una banda de asesinos, y tampoco entendemos como esos sacerdotes siguen humillando a tantas víctimas, cuando deberían prevalecer el consuelo y el aliento necesario para superar esta triste etapa de nuestra historia", dicen en su carta. 

Según esta asociación, el Papa Francisco no puede dejar pasar la "connivencia de sacerdotes con los terroristas, sus fines exterminadores y sus métodos crueles".

Adopción de medidas correctoras

En la carta, la Asociación expone una detallada explicación de los atentados terroristas de ETA (un total de 857 víctimas mortales, miles de heridos, secuestros, extorsiones y sobre todo el sufrimiento de miles de personas de diferentes colectivos; 22 niños inocentes fueron asesinados). 

"Santidad, como referente espiritual en esta sociedad, y como máximo exponente de la Iglesia católica, solo le pedimos primero comprensión y cercanía a tanto dolor de tantos guardias civiles y sus familias; y en segundo lugar la adopción de medidas correctoras contra esos párrocos que manchan el nombre de la Iglesia, su abominable comportamiento público de aplauso a los asesinos es incompatible con el ejercicio del sacerdocio.

Esta es la carta completa 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes