Iglesia-Estado

Girauta rescata un vídeo sobre la matanza de religiosos en la guerra civil que se hace viral en Twitter

Aborda el caso de los mártires de Barbastro, donde el 88% de los clérigos fueron ejecutados. Al obispo le amputaron los testículos antes de morir

Mártires de Barbastro.
photo_camera Mártires de Barbastro.

El abogado Juan Carlos Girauta, ex diputado de Ciudadanos, con más de 300.000 seguidores en su cuenta de Twitter, ha publicado en su perfil una parte de un documental sobre los mártires de la Guerra Civil, en concreto, la matanza de Barbastro (se puede ver en este vídeo) Simplemente titula "Historia" y el vídeo, que supera las 50.000 reproducciones, se ha hecho viral. Girauta replica este vídeo del perfil de J. Manchego. 

La grabación narra que en la diócesis aragonesa de Barbastro fue martirizado el 88% de los clérigos. En el vídeo, el claretiano José Beruete expone que unas 800 personas fueron ejecutadas solo por ser católicas. 

Torturas al obispo 

Uno de aquellos mártires fue el obispo de Barbastro, Florentino Asensio, que fue torturado repetidamente y sufrió la amputación de los testículos. Fue fusilado el 9 de agosto al tiempo que bendecía y perdonaba a sus asesinos. Su cadáver fue arrojando a una fosa común. Al terminar la guerra civil su cuerpo fue hallado incorrupto.  Fue beatificado por san Juan Pablo II el 4 de mayo de 1997. 

"Fue un caso que verdaderamente da escalofríos leer" - dice el claretiano Beruete - Se ensañaron terriblemente contra él, le realizaron mil amputaciones y heridas para desangrarlo lentamente". 

Prefirieron morir a renegar de su fe 

En agosto de 1936 recibieron la corona del martirio, en Barbastro, cincuenta y un miembros de la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María. 

Nueve sacerdotes, treinta y siete estudiantes de Teología y cinco hermanos coadjutores fueron detenidos y encarcelados el 20 de julio. Durante su largo cautiverio dieron firme testimonio de su fe y de sus ansias de martirio, así como de su actitud generosa en perdonar, patente en los mensajes que han llegado hasta nosotros y que se ejemplifica en la despedida que Faustino Pérez dedicó a la Congregación del Inmaculado Corazón, el día 13 de agosto: «Morimos todos contentos sin que nadie sienta desmayos ni pesares; morimos todos rogando a Dios que la sangre que caiga de nuestras heridas no sea sangre vengadora, sino sangre que entrando roja y viva por tus venas, estimule tu desarrollo y expansión por todo el mundo», reseña la Iglesia en Aragón. 

Los claretianos rechazaron la oferta de salvar la vida si dejaban su vocación religiosa. En palabras de san Juan Pablo II, que los beatificó el 25 de octubre 1992 y calificó como Seminario mártir, murieron «por ser discípulos de Cristo, por no querer renegar de su fe y de sus votos religiosos»

Casa Museo 

Los restos de estos mártires se veneran en la cripta de la Iglesia del Corazón de María que esta Congregación tiene en Barbastro. Además, con motivo de su beatificación, la provincia claretiana de Aragón decidió la construcción de una Casa-Museo, cuyo montaje se encargó a la museóloga M. Purificación Fernández, carmelita misionera.

Se inauguró el 15 de noviembre del 1992 con un claro mensaje de fe, de perdón y reconciliación, de amor a Jesucristo, a la Virgen María y a la Iglesia, a la Congregación Claretiana de la que formaban parte y a sus familias. Un mensaje que llega a las muchas personas que cada año visitan este espacio y conocen a estos, en su gran mayoría, jóvenes mártires.

La película "Un Dios prohibido" relata el martirio de los mártires de Barbastro. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes