Iglesia-Estado

Fracasa la campaña de “El País” sobre los casos de pederastia en España

El Papa confía en los obispos españoles y no ha ordenado una investigación sobre los abusos sexuales en la Iglesia española

El Papa y el primer grupo de Obispos de España en visita ad Limina. Vatican News.
photo_camera El Papa y el primer grupo de Obispos de España en visita ad Limina. Vatican News.

En portada y a cuatro columnas. Así el diario “El País” ha lanzado su campaña contra los obispos españoles con el leit motiv de la investigación sobre la pederastia en España. Una campaña que venían preparando, en esta nueva etapa, hace semanas, pero que se frustró en días pasados, tal y como ha podido saber Religión Confidencial de fuentes eclesiales.

Desde que comenzaron las informaciones sobre los casos de pederastia en la Iglesia católica, el diario del grupo PRISA ha sido uno de los más activos en dar abundantes noticias sobre esta cuestión. Según señala en su información de ayer “el informe entregado al Vaticano es fruto de un largo trabajo que este diario comenzó en octubre de 2018, con el inicio de una investigación de los abusos en la Iglesia española. Al correo electrónico de denuncia que abrió entonces han escrito más de 600 personas, contando sus historias”.

Implicar al Papa Francisco 

Con el citado buzón abierto a los lectores y con la intención confesada en varios editoriales de presionar a los obispos y a la Iglesia católica para que se hiciera una investigación histórica, “El País” diseñó hace unos meses una estrategia para implicar al Papa Francisco y a la Curia Vaticana aprovechando la firmeza y contundencia con la que el Papa está hablando sobre la necesidad de aplicar la justicia y acompañar a las víctimas.   

El detonante próximo fue la negativa de la última Asamblea Plenaria de los obispos españoles a realizar una investigación en forma de causa general. Similar a la que han hecho otros episcopados mundiales, hoy cada vez más criticadas.

Los obispos españoles tampoco consideraron oportuno encargar una investigación a una comisión externa. La argumentación del obispo portavoz de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Argüello, a  este respecto, ha sido siempre clara y coherente. El reciente caso de Francia, con el Informe Sauvé, se convirtió en un referente para el diario español, apoyado en esta campaña por algunos medios digitales dedicados a la información religiosa.

Dossier al Santo Padre y a Omella 

El momento elegido por “El País” iba a ser el viaje del Papa a Grecia. Como suele se habitual, aprovecharían el estrecho contacto del papa con los periodistas para entregar a Papa el dossier, elaborado en la redacción sobre la base de las denuncias que habían llegado a su buzón. Además tenían previsto una pregunta al Papa en la rueda de prensa habitual del avión, con lo que el caso tendría una repercusión internacional.

Pero con lo que no contaban en el periódico es que el entorno del Papa había tenido noticia de la intención del medio de entregar el informe que, por cierto, también se le había llevado al Presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Juan José Omella.

La entrega ciertamente ocurrió, como recuerda El País en su noticia de ayer, “el pasado día 2”. Pero no al Papa directamente sino a un miembro del séquito pontificio.

Tampoco hubo oportunidad de hacer la pregunta al Papa en la rueda de prensa de regreso de Grecia.

A la vuelta del viaje, el Papa Francisco dio trámite ordinario a la Congregación competente en esta materia, la Congregación para la Doctrina de la fe. También conversó con el cardenal Omella, tal y como se recoge en la información del periódico.

El Papa no ha ordenado una investigación 

Pero lo que no ha ocurrido en ningún caso es, como se ha escrito en varios medios digitales, que el Papa ordenara “una investigación de abusos en la Iglesia española”. Ni mediante un decreto, ni mediante un rescripto, ni mediante un quirógrafo.

Hasta tal punto los cauces han sido los ordinarios que el pasado miércoles el primer grupo de obispos españoles en Vista Ad Limina visitaba la Congregación para la Doctrina de la fe. Allí, los obispos plantearon la cuestión de lo que estaban haciendo con los casos de pederastia en España, tema por cierto que había sido objeto de algún comentario en otra Congregación previa visitada.

En un diálogo sincero con el cardenal Ladaria, prefecto de ese dicasterio, en el que se avaló lo que la Iglesia en España está haciendo en esta materia, no se hizo referencia a este informe, que había activado los habituales protocolos cuando se produce una denuncia de esta naturaleza.

El Vaticano avala el trabajo de los obispos españoles 

En la visita a la Congregación, reiteradas veces, se avaló el trabajo de los obispos españoles por investigar las denuncias que se han presentado en las oficinas diocesanas, por su protocolo interno, por el esfuerzo de reforma legislativa interna y por su voluntad de cumplir tanto la legislación civil como la canónica. Así como el esfuerzo tanto por acompañar a las víctimas como por ayudarlas en lo necesario. Dado que España cuenta con un tribunal singular en el mundo, la Rota de Madrid, hubo importantes referencias al trabajo de este tribunal dependiente de la Nunciatura Apostólica.

El cardenal Juan José Omella, como se recoge en la noticia de “El País”, dio también curso del informe al tribunal canónico de su archidiócesis en los casos de su competencia.

Tal y como recoge “El País”, en su dosier serían 251 miembros de clero los acusados por abusos a menores. Denuncias que afectan a 31 órdenes religiosa y 31 diócesis. El número de víctimas se elevaría a 1.237. Pero “el 77% de los casos afectan a órdenes religiosas, que no están bajo la autoridad de los obispos”.

El diario “El País” ha anunciado que irá publicando los casos que están en su haber. La campaña no va a cesar, pero sin determinadas armas.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes