Iglesia-Estado

El exsecretario de las Juventudes Socialistas de Andalucía, en el banquillo por herir los sentimientos religiosos en una campaña para fomentar el uso del preservativo

Se mofaban de la Iglesia, de la jerarquía y de la liturgia además de atentar contra dogmas de fe. El próximo 26 de julio, Juan Carlos Ruiz Fuentes se enfrenta a la vista oral en la que tendrá que explicar por qué se burló de la Iglesia con frases como "que no te den una hostia. Ponte un condón" o "bendito condón, que quitas el sida del mundo".

Era vez, burlarse de la Iglesia le puede salir caro al exsecretario de las Juventudes Socialistas de Andalucía, Juan Carlos Ruiz Fuentes. En unas semanas se sentará ante los tribunales en la apertura de juicio oral por un presunto delito contra las sentimientos religiosos y otro delito por provocación al odio por motivos religiosos.

La querella interpuesta por el Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro es fruto de una campaña orquestada por Ruiz en la que, para promocionar el uso del preservativo entre los jóvenes, recurrió a la burla contra la Iglesia católica, su magisterio, sus dogmas, su liturgia y su jerarquía.

Entre los mensajes que incluía la campaña se utilizaron eslóganes como "que no te den una hostia. Ponte un condón" o "bendito condón, que quitas el sida del mundo". Por estas y otras ofensas, los promotores de la causa solicitan una multa de doce meses con una cuota diaria de 400 euros por el presunto delito de ofensa contra los sentimientos religiosos, y la imposición de pena de prisión de una año y multa de seis meses por el presunto delito de provocación al odio por motivos religiosos.

Aunque en primera instancia el juzgado archivó el proceso, el recurso presentado por el Centro Jurídico fue tenido en consideración por la Audiencia Provincial de Sevilla, por lo que se felicita el Centro Tomás Moro, entidad dedicada a llevar a los tribunales aquellas ofensas que atenten contra la libertad religiosa.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?