Iglesia-Estado

Escuelas Católicas de Madrid advierte a Ayuso: la enseñanza concertada debe ser una verdadera prioridad para el gobierno regional

“Sin la escuela concertada, sería inviable un sistema educativo con libertad, con pluralidad, con equidad y con calidad”

I Asamblea de Titulares y Directores de ECM.
photo_camera I Asamblea de Titulares y Directores de ECM.

Los Titulares y Directores de Escuelas Católicas de Madrid (ECM) han celebrado su I Asamblea. Hace varios meses, habían mostrado su malestar contra algunas medidas de Ayuso, como por ejemplo la supresión de los conciertos en FP y la gratuidad de la etapa de 0 a 3 de Educación Infantil solo en centros públicos. 

En la Asamblea que han celebrado han mostrado al gobierno de Madrid su total disposición al diálogo crítico-constructivo y una colaboración crítica de la escuela concertada.

Escuela concertada, imprescindible 

En su discurso inaugural, Rosario Cardo, vicepresidenta de ECM, ha manifestado su apoyo en la configuración de un sistema educativo libre, plural, equitativo y de calidad, en el que la presencia de la escuela concertada es imprescindible: “Los centros, sus comunidades educativas y las organizaciones que les representamos, nos hacemos presentes ante nuestra Consejería, poniéndonos a su disposición. Nuestro gobierno y su presidenta puede seguir contando con la colaboración crítica de la escuela concertada”.

A tal efecto, ha insistido en que la enseñanza concertada y el régimen de conciertos han de ser una verdadera prioridad para el gobierno regional. “Sin la escuela concertada, sería inviable un sistema educativo con libertad, con pluralidad, con equidad y con calidad”.

Necesidades de los colegios concertados 

En esa misma línea, Rosario Cardo ha querido recordar las necesidades de la escuela concertada entre las que cabe destacar la revisión y dignificación de los módulos económicos, el tratamiento análogo sobre dotación de profesorado en las distintas enseñanzas, la importancia de la figura del orientador escolar y del profesorado de apoyo, y la extensión de los conciertos a las enseñanzas postobligatorias de Bachillerato, recuperándolos en la Formación Profesional de Grado Superior.

Este último compromiso recogido en los programas electorales, mayoritariamente apoyados por los madrileños, no ha experimentado implementación alguna, en beneficio de unas ayudas individuales o cheques que, en palabras de Cardo, “nunca pueden reemplazar al concierto educativo, verdadero vertebrador del sistema”.

Novedades educativas 

Por su parte, el director general de Enseñanza Concertada, D. Jorge Elías de la Peña, se ha manifestado conocedor de estas cuestiones que ha calificado de históricas, recalcando su respeto y apoyo a la enseñanza concertada, ante cerca de 400 directivos presentes.

En ese sentido, ha anunciado las novedades educativas del gobierno de Madrid para el nuevo curso, tales como la Ratio 20, que disminuye de 25 a 20 el número de alumnos por clase y que ha comenzado en Ed. Infantil; el aumento de los salarios del profesorado incluido en el pago delegado; y la incorporación de la figura del coordinador de bienestar y de salud.

También ha reconocido el trabajo y esfuerzo que, para los directivos de los centros, está suponiendo la implantación del sistema Raíces y del CompDigEdu. Respecto a Raíces, se ha mostrado abierto a estudiar las aportaciones y correcciones que le lleguen desde el sector.

Retos actuales 

Tras la intervención del director general de enseñanza concertada, se ha abordado el actual debate político entre el concierto educativo y el cheque escolar, a través de la ponencia “Retos Actuales del Régimen de Conciertos”, de Jesús Muñoz de Priego, coordinador de la iniciativa para la libertad de enseñanza “enLibertad” (@enlibertadedu) y portavoz nacional de la plataforma “Más Plurales” (@masplurales) que ha centrado su discurso en el desarrollo del ideario de los centros como la razón de ser del concierto educativo.

“Para que cualquier ciudadano pueda elegir el modelo de educación que decida, independientemente de su situación económica, es imprescindible la existencia de los centros de iniciativa social y, por tanto, su financiación pública y es el concierto educativo el único sistema de financiación que permite el ejercicio de esa libertad de enseñanza ya que, a diferencia del cheque escolar, garantiza que no haya limitaciones ni restricciones a dicha libertad”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?