Iglesia-Estado

Denuncian que la Junta de Castilla y León comete fraude de ley al contratar a profesores de religión

El sindicato Apprece afirma que no está cumpliendo con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autonoma

Protesta de profesores de Religión. Foto: Juan Carlos Castro. Las Provincias.
photo_camera Protesta de profesores de Religión. Foto: Juan Carlos Castro. Las Provincias.

El sindicato APPRECE (Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales) denuncia que la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, continúa realizando contratos fraudulentos al profesorado de religión, al amparo de nuevas fórmulas  distintas de las legalmente previstas.

EL sindicato APPRECE recuerda que en 2020 obtuvo el respaldo del Tribunal Superior de Justicia en Castilla y León, en varias ocasiones, para que la contratación de este colectivo realizada por la Junta de Castilla y León se realice únicamente de dos formas: o indefinida o en sustitución del titular del puesto, al amparo de lo indicado por el RD 696/2007 que dice: "La contratación de los profesores de religión será por tiempo indefinido, salvo en los casos de sustitución del titular de la relación laboral que se realizará de conformidad con el artículo 15.1.c) del Estatuto de los trabajadores". 

Fórmula fraudulenta 

Este sindicato denuncia que la Junta venía utilizando como fórmula fraudulenta en la contratación la de “nuevas necesidades”, y ahora, ha sustituido esta fórmula por "cubrir temporalmente el puesto de trabajo hasta su cobertura por un trabajador indefinido, mediante proceso de provisión o selección previstos en la normativa aplicable”.

Según los profesores de Religión, la Administración autonómica se ampara en esta formula de cubrir temporalmente un puesto de trabajo" para continuar con la práctica censurada en los Tribunales.

En opinión de APPRECE, la concatenación de contratos de esta naturaleza es algo habitual a realizar por la Administración con el profesorado de religión desde hace más de 10 años.

Contratos precarios 

"De hecho, algunos profesores llevan todo este tiempo, firmando este tipo de contratos con fecha de inicio en septiembre y finalización el 30 de junio. Ello impide que estos trabajadores puedan concursar y obtener su plaza debidamente, ya que es requisito necesario tener un año de contratación indefinida para ello", exponen. 

Recuerdan así mismo, que las sentencias de la Sala del Tribunal Superior de Justicia abren las puertas a todos aquellos profesores de religión que cada año están en esta situación para enmarcar su relación laboral dentro de la ley y obtener la condición de indefinidos, dando un paso más en la lucha que APPRECE lleva años librando por los derechos de este colectivo.

Inspección de Trabajo de la Seguridad Social

Esta práctica continuada, también ha sido puesta en conocimiento de la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social, que ha instado a la Consejería para que “en adelante cumplimente adecuadamente la modalidad contractual establecida en la norma” advirtiendo que “se presumirá por tiempo indefinido los contratos celebrados en fraude de ley”.

Aunque desde APPRECE “nos alegramos de este gran logro”, esperan “que la Junta de Castilla y León aplique todo lo dispuesto de cara a futuras contrataciones, solicitando a la Consejería de Educación que desarrolle y ponga en práctica el contenido del Real Decreto 696/2007 en su totalidad, sin hacer dejación de sus funciones, que tanta desigualdad, discriminación e injusticia ocasionan a este colectivo», aseveran. 

Este sindicato ve necesaria una gestión del profesorado de religión equiparada a la que en otras comunidades autónomas se viene haciendo desde el año 2007, "una gestión que no olvide, excluya ni minore los derechos de estos docentes”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes