Iglesia-Estado

Denunciado otro ayuntamiento valenciano por derribar una cruz

El municipio de Betxí (Castellón) está gobernado por mayoría absoluta por la coalición de Compromís

Cruz derribada.
photo_camera Cruz derribada.

El ayuntamiento de Betxí (Castellón) derribó el pasado miércoles la cruz del Calvario. La coalición Compromís gobierna con mayoría absoluta en este consistorio; el alcalde es Alfred Remolar.

La asociación Abogados Cristianos ha denunciado ante la Fiscalía este derribo porque “es una muestra más de que ayuntamientos gobernados por partidos laicistas como Compromís están llevando a cabo una auténtica persecución a los símbolos cristianos, y que lo que está ocurriendo en la Comunidad Valenciana se está convirtiendo en una auténtica ola de cristianofobia”.

Sorpresa vecinal: una cruz sin símbolos

Algunos vecinos de este municipio han subrayado a Religión Confidencial que “la cruz del Calvario no tenía símbolo de ningún tipo, ni por asomo se puede justificar por la Ley de Memoria Histórica ni ninguna otra causa, y es una cruz plenamente integrada en la ermita del Calvario, en el núcleo urbano muy querido por los vecinos”.

Entre los vecinos ha llamado la atención “el inmediato derribo sin previo aviso a los ciudadanos, y bastantes no nos creemos que con un informe de algún técnico municipal se haya procedido con esta celeridad a escondidas: además no es lo mismo que esté muy visible a la entrada del conjunto que escondida en un lugar que seguro piensa el ayuntamiento en que sea residual”, afirman a este digital.

 “Si necesitara alguna reparación, muchos vecinos hubieran estado dispuestos a llevarla a cabo, si es que el ayuntamiento no tiene fondos o no quiere utilizarlos con ese fin, porque para otras actividades no repara en gastos”, afirman los vecinos.

La ermita del Calvario es un singular ejemplo de calvario situado en terreno llano. Cuenta con una ermita y jardines abiertos al público por los que discurren las estaciones del Via Crucis. Se entra por la calle Calvario a través de un arco presidido por la figura del Arcángel San Miguel, y a unos 5 metros antes de la entrada estaba esta cruz derribada, una cruz blanca grande sobre un pequeño alzado cuadrado.

Al derribo de la cruz en Betxí, se suma el derribo de la cruz de Callosa de Segura (Alicante), la de Vall d´Uixó (Castellón) y la persecución a la cruz del Parque Ribalta de Castellón.

El ayuntamiento habla de su “mal estado”

Desde el ayuntamiento de Betxí han dado una versión distinta a RC, invocando que la cruz se ha “derribado por seguridad, debido a su mal estado”, y que “esa cruz se restaurará y se colocará en el cementerio municipal”.

Sin embargo, desde Abogados Cristianos rechazan esa justificación, porque desde la asociación hemos ofrecido al alcalde donar otra cruz para ponerla en el mismo lugar y ha rechazado la oferta, y en absoluto queda justificado su derribo ya llevado a cabo porque se podía haber restaurado”.

Castellanos espera que la justicia “frene estos continuos ataques a la libertad religiosa

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes