Iglesia-Estado

La cruz retirada de un parque de Castellón ya no es “franquista”

Ha sido recolocada inmediatamente en el exterior de una parroquia

La polémica continuará
photo_camera La polémica continuará

Como informó este digital el pasado miércoles, 4 de enero, el ayuntamiento de Castellón procedió a retirar ese día la cruz del emblemático parque Ribalta de Castellón, tras años de intentos, por considerarla “franquista”, en virtud de la Ley de Memoria Histórica. Hubo tensión, gritos, rezos y un gran despliegue judicial.

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco (PSOE), gobierna con Compromís y Podemos, siendo los concejales de Compromís los que más se han empeñado en esta polémica decisión, que ha dividido a los castellonenses, generando recogida de firmas en contra, recursos judiciales, etc.

En el exterior de la parroquia de Santo Tomás de Villanueva

Doce horas después de comenzar los trabajos en el parque donde fue levantada en 1944, la cruz del parque Ribalta de Castellón ha recalado en su nuevo emplazamiento: la parroquia de Santo Tomás de Villanueva.

La cruz llegó a última hora de la tarde del miércoles, 4 de enero, en perfecto estado hasta el lugar decidido por el Obispado después de que fuera cedida por el ayuntamiento.

Los trabajos para su instalación proseguían hasta entrada la noche, tras haber sido trasladada en un camión tras levantarla una grúa pluma.

Ya no es ‘franquista’

Fuentes jurídicas cercanas al proceso destacan a este digital que “es contradictorio que sea calificada como ‘franquista’ una cruz en el parque más emblemático de Castellón, y no lo sea en el exterior de una parroquia: es una historia de total y ridículo sectarismo”.

La polémica tiene perspectiva de continuar, porque partidos políticos de la oposición son partidarios de volver a ubicarla en el parque Ribalta “si gobernamos a partir de las próximas elecciones de mayo de este año”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?