Iglesia-Estado

Carlos Jesús Montes, actual vicario castrense, se perfila como arzobispo castrense

Tiene el apoyo del nuncio y de la ministra de Defensa por su seriedad, rigor y profunda vida espiritual

Carlos Jesus Montes Herreros, vicario Castrense.
photo_camera Carlos Jesus Montes Herreros, vicario Castrense.

Según fuentes consultadas por Religión Confidencial se perfila que el próximo arzobispo castrense sea Carlos Jesús Montes Herreros, actual ordinario castrense y Rector de la Iglesia Catedral de la Fuerzas Armadas. Su nombramiento podría ser a principios de la próxima semana. 

Carlos Jesús Montes Herreros fue la mano derecha Juan del Río en el arzobispado castrense. Tras su fallecimiento el 28 de enero de 2021, a consecuencia de la Covid-19, en marzo se convirtió en vicario Castrense en virtud a lo establecido en la legislación vigente.  

Apoyo del nuncio y de la ministra de Defensa 

Se trata de una persona muy apreciada en los ámbitos militares y canonísticos por su seriedad, rigor y profunda vida espiritual.

Estas son algunas virtudes que le hacen merecedor del puesto, como ha podido comprobar el nuncio de Su Santidad en España, Bernardito Cleopas Auza. Así mismo,  la ministra de Defensa, Margarita Robles, también ve con buenos ojos este nombramiento, después de que este sacerdote canonista se haya convertido en un interlocutor de prestigio para la ministra.

Rector de la iglesia catedral

Montes Herrero fue nombrado el 10 de octubre de 2004 en director espiritual del Colegio Sacerdotal Castrense “Juan Pablo II”, y el 21 de octubre fue designado Delegado de Formación Permanente del Arzobispado Castrense.

En octubre de 2006 fue nombrado Vicerrector de la Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas, y con la misma fecha asumió la Secretaría General del Arzobispado Castrense de España.

En junio de 2010 fue nombrado Rector de la Iglesia Catedral de la Fuerzas Armadas, y en marzo de 2018 vicario general del Arzobispado Castrense.

Si se confirmara este nombramiento, serían no pocos los efectos colaterales que tendría en la vida de la Iglesia en España y en las relaciones con el Gobierno.

Licenciado en Derecho Canónico 

Según la web del Ordinariato Castrense, Montes Herreros nació el 25 de abril de 1967 (tiene 54 años) en la Ciudad Sanitaria de la Paz (Madrid). Fue bautizado en la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de Estremera, y confirmado el 20 de junio de 1986 en la misma.

Realizó y finalizó los estudios eclesiásticos en el Seminario conciliar de Cuenca, siendo ordenado diácono el 19 de diciembre de 1990, y de presbítero el 6 de julio de 1991 con incardinación en la diócesis de Cuenca.

Es licenciado en Derecho Canónico por la facultad de Derecho Canónico de la Universidad Pontificia de Comillas en 1997 y licenciado en Estudios Eclesiásticos por la Facultad de Teología de San Vicente Ferrer de Valencia en 1999.

Capellán castrense 

En 1996 realizó el servicio militar como Soldado Presbítero, al servicio del Arzobispado Castrense de España, en Madrid, en el ámbito del Ejército del Aire. Al acabar, con permiso del obispo diocesano, y tras superar las pruebas de oposición correspondientes, ingresó en el Servicio de Asistencia Religiosa de las Fuerzas Armadas, pasando a ser capellán castrense en julio de 1996, con 29 años. 

El 26 de julio de 1996 fue nombrado Capellán de la Escuela de Transmisiones del Ejército del Aire, con base en Cuatro Vientos (Madrid).

En octubre de 2000 pasó destinado, como párroco, a la Parroquia Nuestra Señora de Loreto de la Colonia de Aviación del mismo nombre situada en Alcalá de Henares (Madrid). En septiembre de 2004 asumió como capellán la asistencia religiosa del Colegio Menor Nuestra Señora de Loreto del Ejército del Aire, situado en Madrid.

Paralizado por Bolaños 

El nombramiento de arzobispo castrense iba a anunciarse después del verano, pero, según reveló RC, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, lo paralizó, a pesar de que el rey Felipe VI ya había dado el visto bueno al primer nombre de la terna acordada con la Iglesia.

A finales del mes de julio se anunció que, una vez subsanados algunos asuntos, y seguido el complejo trámite del nombramiento, ya se había elegido el candidato a arzobispo castrense y capellán de la Casa Real de España, y que se haría público el nombre a la vuelta de vacaciones, cosa que no ocurrió entonces. El Gobierno estaba practicando una estrategia dilatoria que sorprendió en el Vaticano.

Que dependa del arzobispado de Madrid

Durante las conversaciones para cubrir la vacante dejada por Juan del Rio, el Gobierno de Pedro Sánchez llegó a plantear otros modelos de Asistencia Religiosa en las Fuerzas Armadas, como por ejemplo el que dependiera del arzobispado de Madrid.

Tal opción necesitaría una reforma de los Acuerdos Iglesia-Estado, tesis en la que estaba el Gobierno, y que Félix Bolaños trasladó incluso al presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Juan José Omella.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes