Iglesia-Estado

Capillas en universidades públicas: piden más entusiasmo pastoral para que no desaparezcan  

Capellanes consideran que, aunque los conflictos han disminuido, aumentan las voces que pretenden su expulsión del espacio público

Pintadas en la capilla de la Universidad Autónoma de Madrid.
photo_cameraPintadas en la capilla de la Universidad Autónoma de Madrid.

El cardenal arzobispo de Madrid Carlos Osoro, concluyó la reforma de la curia diocesana el pasado mes de febrero.  Una de las mayores novedades en esta reorganización fue la creación de la Delegación Episcopal de Jóvenes (que reúne las áreas de Infancia y Juventud, Pastoral Universitaria y Pastoral Vocacional) y la Delegación Episcopal de Laicos, Familia y Vida, que queda encomendada a un matrimonio.

Al frente de esta Delegación está una mujer, Laura Moreno, laica de la Institución Teresiana y periodista, de origen argentino y como secretario de universidades Andrés Ramos, que también es viceconsiliario de la Asociación Católica de Propagandistas y capellán de Colegio Mayor Universitario San Pablo CEU.

Poco camino han recorrido todavía estos dos nuevos coordinadores de la pastoral universitaria, pero de cara al nuevo curso, se enfrentan a algunos retos.

Vestidos de “curas”

Religión Confidencial se ha puesto en contacto con algunos capellanes de universidades públicas de la Comunidad de Madrid. Casi todos ellos acuden a la universidad vestidos de “cura” porque para ellos, en esta época que la gente se permite el lujo de vestir con mucha libertad, sin ningún rigor ni formalismo, “el alzacuellos representa un signo visible para que te reconozcan”.

Sin embargo, acudir a la Universidad con el clériman sigue resultando incómodo para no pocos estudiantes y profesores de las facultades públicas de Madrid. A pesar de que los conflictos y profanaciones en este último año han disminuido, las miradas críticas de alumnos y algunos profesores hacia los curas de la universidad es algo que se produce en no pocas ocasiones.  

Aunque el nuevo rector de la Universidad Complutense Joaquín Goyache se ha mostrado partidario de que en la universidad pública caben todas las ideologías y creencias, lo cierto es que, en opinión de algunos capellanes consultados por RC “aumentan las voces que pretenden la expulsión de las capillas en el espacio público como es la Universidad”.

Entusiasmo pastoral

Esta es una de las razones por las que consideran que, o se produce una apuesta clara por este apostolado y aumenta el entusiasmo pastoral por parte de todos los responsables (vicarios, delegados, coordinadores y laicos) o las capillas terminarán desapareciendo.

“Los partidarios de que las capillas desparezcan de la universidad no tienen argumentos para echarnos. De momento, no pueden. Veremos a ver qué pasa con el nuevo Gobierno. Por esta razón, es necesaria una mayor conciencia de la pastoral universitaria, que no es una pastoral cualquiera. Muchas ideologías surgen en las facultades, y el cristianismo también tiene que estar presente”, manifiestan las mismas fuentes.

En los últimos años, se han celebrado varios bautizos y confirmaciones en las universidades públicas de Madrid, además de distintas actividades pastorales.

Por eso, estos capellanes, cuyo sueldo ronda los mil euros que paga el arzobispado, y que con éste sufragan algunos gastos materiales, exponen que la universidad necesita católicos comprometidos, fundamentalmente laicos y estudiantes,  que se pateen las facultades, que defiendan una identidad doctrinal clara y no ambigua y que, con humildad, defiendan una presencia visible en la Universidad porque “ir de perfil bajo, no sirve para nada”, comentan las mismas fuentes.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?