Iglesia-Estado

Cañizares: “No se puede callar por más tiempo, es humillante la rebaja de aforos en iglesias”

Antonio Cañizares.
photo_camera Antonio Cañizares.

El  arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ha criticado en su última carta semanal  la "humillante" reducción de los aforos en los templos de algunas comunidades autónomas debido a la pandemia del coronavirus y considera que "algunos gobiernos autonómicos se están pasando, y mucho".

Últimas noticias


"Creo, sinceramente, que en las actuales circunstancias, al menos algunos gobiernos autonómicos se están pasando, y mucho, en cuanto a libertad religiosa se refiere, al rebajar de manera humillante los números permitidos para participar en los templos, en las celebraciones de la Santa Misa", ha subrayado Cañizares. 

Aunque no sea “políticamente correcto”

El cardenal añade que, aunque no sea "políticamente correcto el denunciarlo", cree que "ha llegado la hora en que no se puede callar por más tiempo".

"¿Se puede, acaso, callar ante las limitaciones de aforos, con números incluso ridículos, a todas luces arbitrarios, injustos, irrisorios e irrazonables en algunas Comunidades Autónomas sin contar con la Iglesia? ¿No se estarán poniendo trabas a un derecho fundamental e inalienable?", pregunta en su carta.

El arzobispo explica que el domingo 7 de febrero,  al entrar en la catedral de Valencia para celebrar la Eucaristía a las 12.00 horas,  se la encontró "medio vacía". "No llegaba ni por asomo al aforo mínimo permitido, sentí una gran pena y me invadió un dolor y tristeza grande; casi me puse a llorar, tuve que contener las lágrimas", asegura.

Invita a “no tener miedo”

Esta disminución la había experimentado ya los dos domingos anteriores y lo mismo está sucediendo, según sus informaciones, "en la mayoría de las iglesias de la diócesis".

El cardenal lo achaca a que la gente "tiene miedo a contagiarse y a contagiar" y reconoce que él mismo "también" tiene ese temor, pero, a continuación, invita a "no tener miedo" porque, según indica, los católicos necesitan la misa.

Cañizares se muestra preocupado porque los fieles se vean "despojados" de la misa y de comulgar, algo que asegura es "primordial" para ellos y, por ello, ha pedido a los sacerdotes que "tengan abiertos los templos todo el día, donde no sea imposible" y que, "al menos los domingos, multipliquen" el número de misas, aunque acudan pocos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable