Iglesia-Estado

Campaña "La Cruz no se toca" para que no la derriben del Valle de los Caídos

El Gobierno aprueba el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática: la Fundación de los benedictinos se "extinguirá automáticamente"

Cruz del Valle de los Caídos.
photo_camera Cruz del Valle de los Caídos.

El Consejo de Ministros aprobó ayer el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática. Uno de los asuntos más polémicos hace referencia al Valle de los Caídos que, tras haber sido exhumado el cadáver de Francisco Franco, el Valle se convertirá en un cementerio civil protegido por Patrimonio Nacional, y el "Panteón de hombres ilustres" se llamará "Panteón de España", para incluir a los hombres y a las mujeres que hayan destacado por sus aportaciones al país.

En este cementerio civil, se rendirá tributo a las 30.000 víctimas de ambos bandos, según el Gobierno. Se da la circunstancia de que en el Valle de los Caídos, los monjes benedictinos rezan a diario por los 34.000 enterrados de ambos bandos, como informó Religión Confidencial

El Gobierno también ha anunciado que la Fundación de los monjes benedictinos que regentan la Basílica, se "extinguirá automáticamente", y estudian si derriban o no la Cruz. 

Acabar con la civilización cristiana 

Las redes sociales se han llenado de aplausos por un lado y denuncias por otros. Así, Podemos no ha tardado en destacar en su perfil de Twitter: "El Valle se toca. Convertiremos el Valle de los Caídos en un lugar donde se de a conocer los crímenes del franquismo. 

Ante esta noticia, en las redes sociales se ha divulgado la campaña #LaCruzNoSeToca para que no derriben la Cruz del Valle de los Caidos. Así por ejemplo, el diputado de Vox, Juan Luis Steegmann ha dicho: "#LaCruzNoSeToca si los Cristianos la defienden. La Cristiandad haría bien en aprender de Israel, porque los Cristianos de ahora serán los judíos de ayer. Por cada iglesia quemada, por cada cruz derribada se levantarán cientos, y se destruirán las hoces y los puños y las rosas". 

Por su parte, el sacerdote Patxi Bronchalo ha publicado en su perfil de Twitter: "Poderosos incapaces de aceptar que las ideologías son vanas y se acabarán. Que no salvan a nadie. Quieren dominarlo todo pero saben que están condenados a fracasar. No soportan la Cruz porque la Cruz siempre vence". 

O el Padre Pablo que afirma "Lo del Valle de los caídos es un insulto gravísimo a todos los españoles que están pasándolo mal en estos momentos. Estamos ante una de las peores crisis de los últimos tiempos y se dedica el gobierno a crispar, dividir y enfrentarnos".  

Otras muchas voces señalan en las redes sociales que la cuestión de fondo es que la izquierda radical "quiere acabar con la civilización cristiana"; "Derribar una cruz, sea la del Valle de los Caídos o la de cualquier otro lugar, es un ataque al cristianismo y a nuestras raíces". 

Algunos que no son cristianos también están en contra del derribo de la Cruz: "No soy creyente y de hecho me gusta poquito la religión, pero esto es símbolo de Occidente. Nuestros valores, cultura y raíces son Cristianas y es lo que parece que están empeñados en destrozar mientras tenemos que respetar todas las otras culturas". 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable