Iglesia-Estado

Beatriz Gimeno, la nueva directora de la mujer que critica al Papa Francisco y a obispos

Preocupación por la agenda sexual radical que quiere implantar en el nuevo organismo dependiente del ministerio de Igualdad

Beatriz Gimeno, diputada de Podemos.
photo_cameraBeatriz Gimeno, diputada de Podemos.

La diputada autonómica Beatriz Gimeno, que fue presidenta de la Federación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (Felgtb), será la nueva directora del Instituto de la Mujer, según ha anunciado la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Su agenda radical sexual que pretende imponer, puede chocar con las libertades o las conciencias individuales. Pero además, es conocida por criticar abiertamente a la Iglesia católica y hasta el Papa Francisco. 

La heterosexualidad oprime a la mujer 

Entre sus lindezas de su visión ideológica sexual, afirma que "es la heterosexualidad la que, verdaderamente, se clava en las vidas y en los cuerpos de las mujeres. Situarse en el espacio físico del lesbianismo puede resultar liberador en tanto que se asume una posición de outsider respecto de la heterosexualidad, en tanto que el cuerpo se siente más libre y respira".

Asegura que cualquier mujer "puede ser lesbiana" porque "no hay una construcción ideológica rígida de la feminidad". Sin embargo, está multado que cualquier homosexual quiera ser heterosexual. 

Gimeno también sostiene que la heterosexualidad oprime a la mujer, incluso arremete contra la lactancia materna: "La lactancia materna no es una cuetión exclusivamente biológica, sino que es también una práctica política. en este trabajo se pone de manifiesto la presión que el sistema patriarcal ha ejercido casi siempre sobre las madres para que den de amamr y la resistencia frente a esta obligatoriedad". 

Contra el Papa Francisco 

Es conocida también por sus ataques a la Iglesia Católica y hasta el Papa Francisco. "En aquellos países donde la Iglesia (o las iglesias) forman parte normal del ámbito de las libertades, nadie siente la necesidad de quemarlas. Pero ese no es nuestro caso. El aborrecimiento profundo que muchas personas sentimos aquí por la Iglesia católica se lo han ganado a pulso. Aquí la religión no ha ido nunca una opción personal que se vive libre y tranquilamente, sino que ha sido desde siempre una imposición que nos cae encima desde todas las estructuras del Estado", ha escrito. 

En su blog llegó a calificar al difunto obispo Fernando Sebastián de deficiente intelectual, sexual y afectivo: "Fernando Sebastián piensa que la homosexualidad es una deficiencia y tiene todo el derecho de pensarlo, faltaría más. Yo pienso que este señor es un deficiente ético, un deficiente cultural, un deficiente intelectual y un deficiente sexual y afectivo. Son deficientes éticos todas estas personas a las que les da exactamente igual que haya gente en el mundo discriminada, torturada o asesinada a causa de su orientación sexual o de su identidad de género y que no sólo no les importa sino que contribuyen con sus palabras a que las vidas de estas personas sean un infierno". 

Y del Papa Francisco opina: "Por cierto que el papa Francisco consideró cuando era obispo de Buenos Aires que el matrimonio entre personas del mismo sexo era un invento del demonio que está muy activo en estas cosas, tal y como escribió en una carta que envió a unas monjas y que he tenido la ocasión de leer hace poco. No me negarán que creer de verdad que el demonio anda enredando con el matrimonio igualitario no es una deficiencia de algún tipo. Lo es, y de las gordas. Cuidado con el papa Francisco que es un experto en marketing, pero poco más".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?