Iglesia-Estado

El Arzobispado de Toledo enumera algunas virtudes que deben reunir los líderes políticos

La confianza que inspiran y el respeto a los rivales son algunas características que deben tener los candidatos a presidente de Gobierno

Debate de los principales candidatos.
photo_cameraDebate de los principales candidatos.

El grupo Polis del Apostolado Seglar de la Archidiócesis de Toledo ha preparado un documento inspirado en la Doctrina Social de la Iglesia ante las próximas elecciones generales, "desde el respeto al carácter personalísimo de esta decisión". 

En primer lugar advierte del momento histórico actual, con una crisis económica que todavía no se ha superado y que "parece volver a amenazarnos". Pero también consideran que se debe tener en cuenta el "grave problema de la unidad de España o los riesgos para una concordia que creíamos haber alcanzado y cuyo referente jurídico ha venido siendo la vigente Constitución". 

Crisis de representación política 

El documento también hace referencia a algunos escritos del arzobispo, Braulio Rodríguez Plaza, en los que alerta de una situación de “grave prueba”, con una “crisis de la representación política” y olvido del bien común, que urge “un cambio en la vida pública” y una acción decidida a nivel ético y antropológico.

En este sentido, consideran que la propuesta del Papa Francisco, llamando a una “cultura del encuentro”, al diálogo y la amistad civil para afrontar entre todos los nuevos desafíos, es una contribución que debería tenerse muy en cuenta.

Los líderes, criterio fundamental 

Desde la archidiócesis de Toledo invitan a un buen discernimiento adquiriendo información lo más completa posible, acerca de los partidos, sus candidatos; y los programas electorales. "El elemento personal –los líderes principalmente– es el primer y fundamental criterio. Es a ellos a quienes, en último término, estaremos eligiendo. Su coherencia, espíritu de servicio, estilo, la confianza que inspiran, el respeto a los “rivales”, su capacidad de diálogo, ¿son tenidas en cuenta a la hora de votar?", se preguntan. 

A la hora de votar, en su opinión, el compendio de la Doctrina Social de la Iglesia puede ser una "buena" ayuda en este proceso de discernimiento. En él se nos ofrecen algunos criterios generales: ningún partido puede corresponder plenamente con las exigencias de la fe. Nuestra adhesión, por ello, nunca ha de ser ideológica sino siempre crítica", señalan.

Aborto y eutanasia 

Entre otras medidas, recuerdan que el respeto a la dignidad de la persona y sus derechos y, en particular, la defensa de la vida humana: "ni el aborto, ni la eutanasia pueden ser aceptados como derechos". 

Asimismo, apuntan que los programas deben ofrecer propuestas para la atención prioritaria a los más débiles: los ancianos, los parados, quienes no tienen un trabajo decente, los jóvenes y los inmigrantes. También subrayan que es preciso reconocer y promover la familia, como unión entre un hombre y una mujer basada en el matrimonio, con una política familiar eficaz y desde la cual se responda al grave desafío que supone el llamado “suicidio demográfico”.

Además, reivindican el derecho de los padres a la educación de sus hijos según las propias convicciones morales y religiosas previsto en la Constitución, "sin que se les imponga la ideología de género (visión tan errónea como perniciosa para la propia mujer)".

Respecto a temas económicos, consideran que se han de promover las condiciones que favorezcan a las empresas para la creación de empleos, con un sentido de justicia en la contratación laboral. Y se requiere una gestión muy prudente y equitativa de los recursos públicos, atención de pueblos necesitados, defensa del medio ambiente y del medio rural y defender el principio de subsidiariedad frente a las tentaciones estatalistas: "el poder ha de estar siempre al servicio de la persona y de la sociedad –no al revés–, en la búsqueda del bien común", sostienen. Y por su puesto, reivindican la libertad religiosa en la vida pública. 

Es importante ejercer el derecho al voto

Desde el grupo de la archidiócesis de Toledo hacen un llamamiento a ejercer el derecho de voto ya que como insistía san Juan Pablo II “los fieles laicos de ningún modo pueden abdicar de la participación en la política. Pero como todo en la vida, hemos de planteárnoslo en oración, confiando plenamente en el Señor y su Providencia; hemos de rezar por las autoridades y pedir que el Señor nos ilumine para votar lo mejor posible", concluyen y encomiendan el resultado de estas elecciones a "nuestra Madre Inmaculada, Patrona de España, por el bien de cada uno, de las familias y de nuestra nación".  

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?