Iglesia-Estado

El Tribunal Superior de Justicia ha anulado una de las medidas

La Generalitat Valenciana penaliza a los alumnos de las universidades católicas

La Mesa por la Educación en Libertad denuncia la reiterada marginación del actual Gobierno valenciano, ahora en las becas Erasmus.

Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir
photo_camera Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir

La Mesa por la Educación en Libertad se constituyó en diciembre pasado por centros educativos concertados, sindicatos y patronales, al comprobar las intenciones del Gobierno valenciano sobre la enseñanza privada, negándole derechos y recortando libertades.

La Generalitat Valenciana continúa recortando los derechos de los alumnos que no eligen la enseñanza pública”, ha afirmado el portavoz de la Mesa por la Educación en Libertad, Vicente Morro, a Religión Confidencial.

Morro señala que la última medida que se ha conocido es “una más dentro de la política de penalización a los alumnos de la enseñanza privada en la Comunidad Valenciana, que en el ámbito universitario se concreta en los alumnos de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” y el CEU, y se ha comunicado en verano, para amortiguar la capacidad de reacción”.

La medida mencionada se refiere a las becas Erasmus, que sólo podrán solicitar los alumnos que ya disfruten de becas generales del Ministerio o de la Generalitat, en el caso de las universidades públicas, y en el caso de las universidades privadas sólo podrán pedirlas los alumnos en el tramo estatal, no en el autonómico.

El Tribunal Superior de Justicia anula una de sus decisiones

Fuentes de la Universidad Católica de Valencia y del CEU han confirmado que recurrirán dos decisiones de la Generalitat Valenciana, porque consideran que vulneran derechos de los alumnos, que además optan por un modelo de educación “que no le cuesta dinero a la administración pública, y en lugar de respetar y apoyar esta decisión se les penaliza”.

Una de las medidas polémicas ha sido excluir a los alumnos de universidades privadas de las becas de la Generalitat, decisión que Vicente Morro califica como “decisión incongruente porque siempre se han podido solicitar y porque el Ministerio sí que admite a los alumnos de universidades privadas”.

Otra medida ha sido prohibir a los nuevos alumnos de la rama sanitaria en universidades privadas de hacer prácticas en hospitales públicos, lo cual supone para las fuentes mencionadas “un recorte a las posibilidades de aprendizaje de los alumnos”.

En cuanto a esta última, sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha decidido actuar, y la ha suprimido de manera cautelar.

Fuentes de las dos universidades católicas mencionadas han confirmado a este digital que “no nos resignamos a estas discriminaciones, que suponen tratar comociudadanos de segunda a los alumnos de universidades privadas”, y desde la Mesa por la Educación en Libertad se suman y se seguirán sumando en la defensa de los derechos educativos de todos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable