Iglesia-Estado

El manual pretende evitar un lenguaje sexista masculino

Denuncian que detrás de la polémica guía sanitaria de Valencia “hay una ideología de fondo muy clara”

Busca eliminar estereotipos de género que atentan a la igualdad y sustituye, por ejemplo, ‘niños’ por ‘criaturas’

La Consellería de Sanidad valenciana ha editado y distribuido la “Guía breve para un uso no sexista del lenguaje” con indicaciones para visibilizar a las mujeres, relegando formas que usan el masculino de forma genérica y se apuesta por fórmulas “inclusivas” del lenguaje, según se expresa en la mencionada guía. 

En esa guía se dice que es mejor usar la palabra “infancia, criaturas o menores” en lugar de “niños”; la palabra “descendencia” en vez de “hijos”; “alta voluntaria a petición propia” en lugar de “alta voluntaria del paciente”; “profesionales de la sanidad o de la salud” en vez de “profesionales sanitarios”.

También propone que se evite el masculino genérico para incluir a mujeres y hombres, como “ancianos”, y califica como más adecuado decir “personas mayores”; y utilizar “las personas enfermas” para sustituir a “los enfermos”.

Así mismo, a la hora de redactar un correo electrónico o comunicado, se aconseja personalizar siempre que sea posible y cuando se utilice la barra intentar alternar: “Estimadas compañeras/os” o “Estimados amigos/as”. El uso de la arroba se reserva para fórmulas de comunicación informal, como “[email protected]” o “compañ[email protected]”.

Hacer visibles a las mujeres

Según han expresado fuentes de la Consellería de Sanidad a Religión Confidencial, “el objetivo de la guía es promover cambios en el lenguaje para que se haga visibles a las mujeres, se contribuya a definirlas como personas con identidad propia y no supeditadas al género masculino, sin adjudicar estereotipos de género sexistas que tanto daño hacen a la igualdad entre mujeres y hombres”.

“La mayor parte de los cargos hospitalarios están copados por hombres, pero en la sanidad hay muchas mujeres y el lenguaje tiene que reflejar este cambio social”, señalan a este Confidencial.

Indignación entre la clase médica

Los argumentos de la Consellería de Sanidad son compartidos por el departamento de Filología Española de la Universidad de Alicante, que aplaude esta iniciativa. “Con el lenguaje hemos de contribuir a la igualdad”, afirma la profesora de ese departamento Carmen Marimón.

Diversos médicos y enfermeras han expresado a RC  su disconformidad sobre esta guía, expresando “indignación” y “vergüenza”, a la vez que evitan manifestarse en público por el clima de “represalias que utiliza la Consellería de Sanidad, y también entendemos que organismos médicos y hospitales eviten una cuestión más de conflicto, cuando hay tantos en marcha con la consellera, como las prácticas de los estudiantes de Medicina de universidades privadas en hospitales públicos”.

Desde la Asociación para la Defensa del Castellano en la Comunidad Valenciana expresan a RC que “no son cambios ingenuos o superficiales, hay una ideología de fondo muy clara, y esperemos que se pronuncien filólogos de Lengua Española distintos a los de la Universidad de Alicante, porque parece que hay hasta claras incorrecciones lingüísticas”.

“En cualquier caso, bastantes problemas más acuciantes tiene la Consellería como para dedicar este esfuerzo lingüístico, aunque tal vez lo hacen para esconder los problemas reales”, expresan desde esta asociación.

Esta guía forma parte de la hoja de ruta de la consellera de Sanidad, la socialista Carmen Montón, quien desde que accedió a su cargo en  2015, afirmó que su “fuerte” son los temas de igualdad. 


Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable