Foto Noticias

Beatifican a una religiosa que murió mártir durante la revolución francesa

El cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, beatificó ayer a Marguerite Rutan, Hija de la Caridad, que vivió en la segunda mitad del siglo XVIII y trabajó con gran empeño en el hospital de Dax, una ciudad de las Landas, al sur de Francia. Murió guillotinada durante la revolución francesa por su fe y su fidelidad a la Iglesia. La ceremonia de beatificación ha tenido lugar en la plaza de toros de Dax.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable