Familia

El Senado de USA vota en contra de que los bebés que sobreviven a un aborto reciban atención médica

Los republicanos no lograron la mayoría por la oposición de los demócratas que han apoyado "su agenda radical y proabortista"

Recién Nacido.
photo_cameraRecién Nacido.

El Senado de los Estados Unidos ha votado en contra de un proyecto de ley que pedía atención médica para los bebés que sobreviven al aborto y otro que prohibiría los abortos tardíos. Solo tres demócratas votaron a favor de proteger a las sobrevivientes del aborto.

Los senadores republicanos no han dado crédito a lo que ha ocurrido en la Cámara estadounidenses. El senador Ben Sasse, señaló que es "inhumano y un infanticidio pasivo". 

La Ley de Protección de Sobrevivientes del Aborto Born-Alive, pedía atención médica adecuada para los bebés que sobreviven al aborto y aquellos que facultativos que no atiendan a ese bebé, tendrían consecuencias penales. 

Prohibir los abortos tardíos 

Por otra parte, también se votaba prohibir los abortos tardíos en una ley de protección del niño por nacer, argumentando que a partir de las 20 semanas de gestación, los bebés pueden sentir dolor.  Sin embargo, esta ley tampoco prosperó. Estados Unidos es uno de los siete países, incluidos China y Corea del Norte, que permiten los abortos después de las 20 semanas.

Los republicanos, que tienen 53 escaños en el Senado, no lograron alcanzar la mayoría de 60 votos que necesitaban para sacar adelante los proyectos de ley. Los demócratas tienen 45 escaños, y los independientes dos. 

Agenda radical y proabortista 

El senador Ted Cruz, republicano por Texas, criticó a los demócratas del Senado por oponerse a los proyectos de ley. "Hoy, los demócratas tuvieron la oportunidad de estar del lado de la ciencia, del lado de la razón y del lado de la vida", dijo Cruz. "En cambio, los demócratas se pusieron del lado de la barbarie y la crueldad, continuando con su tradición de descuidar la responsabilidad moral en nombre de su agenda radical y proabortista".

Al respecto, Melanie Israel, investigadora asociada en el Centro DeVos de Religión y Sociedad Civil de la Fundación Heritage, ha argumentado que las dos leyes no deberían ser controvertidas. 

"El tratamiento de un bebé nacido después de un intento de aborto con el mismo cuidado proporcionado a cualquier otro recién nacido no debería ser controvertido en una sociedad civilizada". 

El 82 por ciento de los estadounidenses se opone a retirar la atención médica para un niño viable después del nacimiento, y el 77 por ciento de los que están a favor del aborto, se oponen a retirar la atención médica para un niño viable. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?