Familia

Osoro bendecirá a novios que se preparan para el matrimonio en la catedral de la Almundena

La Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida, dentro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, ha editado los materiales para preparar esta jornada

Obispo Carlos Osoro
photo_cameraObispo Carlos Osoro

La familia, escuela y camino de santidad es el lema de la Jornada de la Sagrada Familia 2019 que se celebra el domingo 29 de diciembre. La Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida, dentro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, ha editado los materiales para preparar esta Jornada.

La diócesis de Madrid ha preparado un amplio programa de actividades, presididas por el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, en la catedral de Santa María la Real de la Almudena.

Desde las 9:30 hasta las 11:30 horas, el purpurado recibirá y bendecirá a todas las familias y a todos aquellos que lo deseen, a los pies del altar de la Almudena. A las 12:00 horas, presidirá una solemne Eucaristía concelebrada, que incluirá bendición de novios que se preparan para el matrimonio. A su término, continuará la bendición de familias, de las 13:30 a las 14:30 horas y de las 16:00 a las 18:00 horas.

A las 18:00 horas comenzará una hora santa con exposición del Santísimo y adoración para las familias y para todos aquellos que quieran participar.

Los delegados episcopales de Laicos, Familia y Vida, el matrimonio formado por María Bazal y José Barceló, han enviado una carta a todas las parroquias, lugares de culto, movimientos y asociaciones familiares en la que invitan a "dejarse «sorprender por Jesús Niño", "rodeados de nuestras familias, de nuestros amigos, todos en comunión con nuestra Iglesia".

Los obispos de la Subcomisión firman un nota en la que recuerdan que "la vida familiar cotidiana y concreta, con su increíble riqueza y variedad, ha de ser el contenido real de esa santidad a la que estamos llamados. No podemos esperar un camino de santidad al margen de las exigencias y responsabilidades cotidianas de la vida familiar práctica, mezclada además con el complicado entramado de obligaciones, intereses y condicionantes que nos vienen del mundo profesional, económico, cultural y educativo. En ese camino concreto hemos de embarcarnos. Se habrá de ir llenando de acogida, de esfuerzo y entrega, de donación generosa, de trabajo y servicio generoso para poder así recorrer el camino de las Bienaventuranzas".

Pueden leer aquí el mensaje completo. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?