Familia

Los colegios católicos se mueven: Escuelas Católicas presenta claves para que los centros sean evangelizadores

Por su parte, la Fundación Educatio Servanda propone propuestas a los partidos políticos para "liberar a la enseñanza de su sometimiento al Estado"

Aula de una escuela católica catalana
photo_cameraAula de una escuela católica catalana

Los colegios católicos intensifican su idearios cristianos y algunos lanzan también propuestas de cara a las próximas elecciones. 

Así, Escuelas Católicas la marca de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza que integra a 2.000 centros educativos, ha presentado, en el marco de su Asamblea general, el libro “Escuela Evangelizadora”, una herramienta de reflexión para ayudar a los centros a diseñar y desarrollar proyectos educativos evangelizadores, conscientes de la necesidad de adaptar la evangelización al nuevo contexto cultural, social, político, etc.

Luis Aranguren, doctor en Filosofía y licenciado en Teología, y autor del documento junto con el resto de miembros del equipo de pastoral de Escuelas Católicas y distintos expertos, ha explicado que el libro “no inventa nada nuevo”, sino que recoge lo que ya se está haciendo para situar la pastoral en el ámbito de la escuela católica, pero expresado y adaptado al momento actual. “Mucho de lo que hasta ahora nos ha servido en términos de evangelización tristemente tiene fecha de caducidad. De ahí esta propuesta”, indicó.

Reconocer, interpretar y elegir 

El texto está estructurado en tres partes fundamentales que se centran en “reconocer”, “interpretar” y “elegir”. La primera aborda los escenarios y actores de la acción evangelizadora; la segunda, la identidad y misión de la escuela católica del siglo XXI para hacer viable la evangelización en los colegios; y, la tercera, los criterios del proyecto educativo evangelizador (carismático, educativo, de actuación ética, vocacional, familiar y comunitario, de interculturalidad y pluralismo religioso, de compromiso sociopolítico, de trabajo en equipo).

Aranguren ha destacado que que el libro hace una llamada a humanizar la educación, a transformarla en un proceso en el cual cada persona pueda desarrollar sus actitudes profundas, su vocación y contribuir así a la vocación de la propia comunidad.

“Humanizar la educación significa poner a la persona en el centro de la educación, en un marco de relaciones que constituyen una comunidad viva, interdependiente, unida a un destino común”, subrayó. Una llamada que el documento sitúa en cuatro ejes: procesos de enseñanza y aprendizaje; educadores y comunidad educativa (procesos de selección, relación familia-escuela…); liderazgo y cultura organizacional; y espacios ad intra y ad extra.

Situación de la escuela católica en la actualidad 

Por su parte, el secretario general de Escuelas Católicas, José Mª Alvira, en la apertura de la Asamblea, dibujó el escenario en el que en estos momentos se encuentra la educación en general, y la escuela católica en particular. Habló de la posible reforma educativa, de la escasez de religiosos que aseguren y den continuidad a los centros católicos, de la importancia de definir el perfil del profesorado, del MIR educativo, de la asignatura de Religión, etc.

Destacó, asimismo, la cuestión de los abusos sexuales a menores, haciendo especial hincapié en la necesidad de actuar con decisión para terminar con ellos, no sin lamentar el actual ambiente de sospecha generalizada a la Iglesia y a sus instituciones, olvidando a los miles de religiosos y religiosas que han sido y son ejemplares en su comportamiento con los menores tanto en actividades educativas, misiones, ONG…

Por último, recomendó consultar el “Decálogo de actuación ante un posible caso de abusos a menores en un centro educativo católico o institución religiosa” elaborado por Escuelas Católicas y enviado recientemente a los centros.

Por otra parte, la Asamblea reeligió por unanimidad para un segundo mandato de cuatro años, a Juan Carlos Pérez Godoy (salesiano), como Presidente de Escuelas Católicas.
 
Por último, se hizo entrega de los primeros Sellos de Calidad de EC a los colegios Sagrados Corazones Miranda de Ebro, Sagrados Corazones de Barcelona, San José Sagrados Corazones de Sevilla, Sagrados Corazones de Madrid, Virgen de Mirasierra de Madrid y Nuestra Señora de la Paz Torrelavega.


Propuesta para los partidos políticos

Por su parte, la Fundación Eductio Servanda , otra entidad de centros católicos que agrupa a siete colegios Juan Pablo II en distintas ciudades de España, ha lanzado un vídeo en el que reclama que el Estado "no tenga tiene que decidir todo lo que nuestros hijos aprenden en las aulas", señalan desde la Fundación. 

"¿Por qué los claustros de los colegios y las familias no pueden ni opinar ni proponer sobre lo que sería mejor para ellas? Nosotros te lo decimos: porque el Estado no quiere que la pluralidad que se generaría elimine su principal herramienta de adoctrinamiento. La enseñanza es su caballo de Troya ideológico: nacionalismo, igualitarismo, ideología de género... mañana transhumanismo, animalismo, etc",señalan. 

Sin embargo, para esta Fundación, otro modelo es posible y lo explican en un vídeo de un minuto en el que proponen a los partidos políticos sobre una acción concreta viable, participativa, generadora de libertad y de mejora de la calidad de la enseñanza. 

Cambio de paradigma 

Para el presidente de Educatio Servanda, Juan Carlos Corvera, el debate entre educación pública o concertada es un “trampantojo”: la raíz del problema reside en la dicotomía entre familia y Estado.

"El Estado actual- señaló Corvera en una charla en el Foro de la Familia- nos ha arrebatado a las familias una de las parcelas más importantes en la educación de nuestros hijos, su formación en las escuelas durante los años más críticos de su vida: la infancia y la adolescencia. Hay que liberar a la enseñanza de su sometimiento al Estado. Es hora de un cambio de paradigma.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?