Familia

Escuelas Católicas pide "concretar la financiación adicional" para hacer frente a la pandemia

Los centros abordan dificultad para aplicar las nuevas medidas sanitarias en tan corto espacio de tiempo

Isabel Celaá.
photo_cameraIsabel Celaá.

En los últimos días, Gobierno y comunidades autónomas han ido haciendo públicos sus protocolos y han acordado unas actuaciones conjuntas para la vuelta al colegio en este septiembre marcado por la pandemia del coronavirus.

Ayer, la ministra de Educación, Isabel Celaá, compareció ante el Congreso para explicar las medidas acordadas con las CC.AA. 

Medidas razonables 

Tras estas medidas anunciadas, desde Escuelas Católicas consideran que en términos generales, en el ámbito de la enseñanza reglada no universitaria no ha habido grandes sorpresas y las medidas implantadas para garantizar al máximo una vuelta al colegio segura este mes de septiembre son razonables.

No obstante, desde esta organización afirman que resulta necesario "concretar los medios y la financiación adicional con que se debe dotar a todos los centros sostenidos con fondos públicos para llevar a la práctica tales medidas". 

A pesar de las previsiones que ya han estado haciendo desde finales del curso pasado, la dificultad que abordan ahora los centros es la de la aplicación de las nuevas medidas en tan corto espacio de tiempo. "Es cierto que ha sido difícil prever todas las realidades, porque había que esperar a conocer la evolución de la pandemia", señalan. 

Colaboración de las administraciones 

Pero precisamente por eso los centros educativos necesitan ahora más que nunca la colaboración de todas las administraciones y de la sociedad en su conjunto para poner en marcha el curso más seguro posible a pesar de la crisis sanitaria que nos afecta. Para ello, según Escuelas Católicas son imprescindibles tres requisitos:

  1. Coordinación entre Gobierno y comunidades autónomas para que sus distintos protocolos se puedan implantar sin dudas ni colisiones. 
  2. Confianza, comprensión y apoyo social y administrativo en un momento de gran esfuerzo para todos los maestros, educadores y equipos directivos que están en primera línea.
  3. Agilidad en la dotación económica adicional que se necesita para poner en marcha muchas de las medidas aprobadas. 

Clases presenciales 

El gran esfuerzo que están realizando los centros católicos para implantar en tan corto espacio de tiempo los protocolos de protección de los alumnos y del personal docente y no docente frente al COVID-19 debe ser conocido y reconocido por todos.

"Gracias a su actitud positiva y proactiva, podemos transmitir un mensaje de tranquilidad y serenidad a las familias y a todos los miembros de nuestras comunidades educativas", señalan desde Escuelas Católicas. 

Así mismo, esta organización considera imprescindible para la educación de los alumnos que los centros educativos comiencen el curso presencialmente con la máxima normalidad posible y que funcionen así todo el año en la medida en que la evolución de la pandemia lo permita. "Sus centros educativos están realizando un gran esfuerzo y las familias deben estar tranquilas del trabajo realizado y comenzar el curso con la mayor serenidad", explican desde Escuelas Católicas. 

El ministro de Universidades, Manuel Castells, dará una rueda de prensa el próximo jueves junto con el presidente de la Conferencia Española de Universidades Españolas con la misma finalidad para comentar las medidas sanitarias en los centros universitarios. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes