Familia

10 consejos afectivo-sexuales para la educación de tus hijos

La directora académica del Instituto Desarrollo y Persona de la UFV nos muestra sus lecciones indispensables como educadora, esposa y madre

Familia numerosa.
photo_camera Familia numerosa.

Nieves González Rico, directora académica del Instituto Desarrollo y Persona de la Universidad Francisco de Vitoria, ha hecho una lista de los diez consejos más importantes a la hora de educar a los hijos en el amor y la relación con sus cuerpos, sobre todo, durante la adolescencia. Son las lecciones que más bien le han aportado  a la experta en educación afectivo-sexual “como educadora, esposa y madre”.

El Instituto Desarrollo y Persona de la UFV lleva más de 20 años educando a padres profesores y alumnos en el valor del amor y el sexo. En estas dos décadas ofreciendo esta labor han llegado a 400.000 personas en total, de las cuales 12.000 son alumnos y 8.000 padres y profesores.

Vivir el amor y la sexualidad adecuadamente es una fuente segura de felicidad, como indica el Instituto, y ahora González Rico nos lo facilita con estos consejos:

1. La vida se recibe a través del regalo del cuerpo y lo que hacemos con él nos afecta como personas: enseña a tu hijo a cuidarlo, respetarlo y entender su significado. Gracias a él podemos relacionarnos, amar y ser amados.

2. Los hijos aprenden a valorarse a través de la mirada llena de amor de los padres: valora las pequeñas y grandes cosas que va siendo capaz de hacer. Tu hijo tiene necesidad ternura.

3. Responde a sus preguntas siempre con la verdad. Tendrás que irte adaptando a cada edad, pero ¡cuidado no llegues tarde! Sé concreto, informa de modo veraz y preciso, pero sobre todo educa en la responsabilidad

4. Educa en el verdadero sentido de la libertad como capacidad de escoger el bien. Ayúdale a optar por aquello que le hará crecer como persona en las pequeñas cosas del día a día. Se hará fuerte para elecciones más complejas y ante la presión del ambiente.

5. No temas establecer una norma si protege un auténtico valor. Explica las razones, exponlas con respeto y amor, y a ser posible decídela con él. Hay que amar mucho al hijo para mantenerse firme en algunos momentos, pero el adulto eres tú.

6. En la vida, los actos tienen consecuencias. No ahorres a tu hijo esta experiencia. Habrá momentos que celebrar con él y otros en que deba sentir lo que ha hecho, si ha escogido erróneamente. También en la vida sexual los actos tienen consecuencias, construyen o destruyen, pero lo aprenderá si se entrena en lo cotidiano y aparentemente pequeño.

7. No dramatices sus posibles errores. Las equivocaciones son una escuela de vida que nos hacen sencillo ante nuestro límite y el límite de los demás. El afecto a tu hijo será siempre incondicional, incluso cuando tengas que corregirle y ayudarle a ponerse de nuevo en camino. Regálale de nuevo tu confianza.

8. Enséñale el valor de los gestos ya que gracias a ellos nos expresamos como personas. La belleza de los gestos sexuales es ser expresión del amor que vive en el corazón. Ha de aprender a juzgar la manipulación que llega a través de los medios de comunicación, que reduce la persona y la sexualidad a objeto de consumo.

9. Háblale de la amistad, del enamoramiento y sobre todo del amor. Ayúdale a abrirse a los demás y a comprender las nuevas emociones y sentimientos que irá experimentando.

10. ¿Por qué lo desea todo? ¿Por qué nada puede colmar totalmente su deseo de ser feliz? Acompáñale en la apasionante búsqueda que llevó a San Agustín a descubrir que «Mi corazón está hecho para Ti Señor y no descansará hasta que descanse en Ti».

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes