Está pasando

Obispos franceses sobre el atentado en Niza: “Estas personas fueron asesinadas porque estaban en la Basílica”

Algunas comunidades musulmanas condenan el atentado terrorista y se unen al dolor de la Iglesia católica

Atentado en la Basílica de Notre Dame en Niza.
photo_camera Atentado en la Basílica de Notre Dame en Niza.

Una mujer decapitada. El sacristán de la iglesia, un hombre de 55 años, asesinado con un “corte importante en la garganta”. Y la tercera víctima, una mujer que huyó de 44 años, murió en las cercanías de la iglesia “a causa de múltiples heridas de arma blanca”.

Este es el saldo del acto terrorista yihadista de ayer jueves perpetrado por un tunecino de 21 años al grito de "Alá es grande" en el interior de la basílica de Notre Dame de Niza, en Francia.  

El presidente Macron visitó la Basílica de Notre Dame y trasladó  "el apoyo de la nación entera a los católicos" y defiendió que el país "no cederá" ante la "locura islamista".

Tras este atentado, el alcalde de Niza, Cristian Estrosi, ordenó que todas las iglesias fueran vigiladas o cerradas, así como todos los demás lugares de culto de la ciudad.  

Asesinados por católicos 

Ante esta barbarie, la Conferencia Episcopal Francesa emitió un comunicado en el que admitió: "Estas personas fueron agredidas y asesinadas porque estaban en la Basílica, por eso representaban un símbolo para ser destruidos". 

Los obispos franceses afirman que los asesinatos de Niza les "hunden en una inmensa tristeza" y trasladan sus "pensamientos y oraciones con las víctimas, los heridos, sus familias y seres queridos". 

La Conferencia Episcopal compara estos asesinatos con el martirio del padre Jacques Hamel  quien fue víctima de un atentado islamista en la iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray en 2016.

"A través de estos horribles actos, todo nuestro país se ve afectado. Este terrorismo tiene como objetivo instalar la ansiedad en toda nuestra sociedad. Es urgente que se detenga esta gangrena como urge encontrar la fraternidad indispensable que nos mantendrá a todos en pie frente a estas amenazas. A pesar del dolor, los católicos nos negamos a ceder al miedo y, con toda la nación, queremos hacer frente a esta amenaza ciega y traicionera", concluyen los obispos franceses. 

Judíos y algunos musulmanes condenan el acto

Nada más enterarse del atentado terrorista, el Papa Francisco se unió en oración al sufrimiento de las familias y compartió su dolor. "Le pido al Señor que les consuele y encomiende a las víctimas a su misericordia", informa en una extensa crónica Vatican News. 

Por su parte, la Federación de Comunidades Judías de España, ha condenado firmemente estos atentados, así como la decapitación del profesor Samuel Paty, asesinado cerca de Paris el pasado 16 de octubre por hablar con los estudiantes sobre las caricaturas de Charlie Hebdo que representan al profeta Mahoma.

"Estos terribles ataques, motivados por el extremismo religioso, atentan contra los valores más importantes de nuestra civilización: la libertad, la tolerancia y el respeto. Pedimos a las autoridades firmeza frente al radicalismo, protección a la ciudadanía y medidas urgentes y eficaces para frenar el fundamentalismo islamista", subraya la FCJE. 

Mientras que la Unión de Comunidades Islámicas de España (UDICE) no ha emitido hasta el momento ningún comunicado de condena, sí lo ha hecho el líder Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, Hazrat Mirza Masrur Ahmad, comunidad integrada en España por un pequeño grupo de musulmanes. 

"Tras el atentado de ayer en Niza y después del asesinato de Samuel Paty el 16 de octubre, el líder mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, ha condenado todas las formas de terrorismo y extremismo y ha hecho un llamamiento a la comprensión mutua y al diálogo entre todos los pueblos y naciones", afirma la Comunidad en declaraciones a RC. 

“El asesinato y la decapitación de Samuel Paty y el atentado de Niza de ayer deben ser condenados en los términos más enérgicos posibles. Estos graves ataques van completamente en contra de las enseñanzas del islam. Nuestra religión no permite el terrorismo o el extremismo bajo ninguna circunstancia y cualquiera que afirme lo contrario actúa en contra de las enseñanzas del Sagrado Corán y en contra del noble carácter del Santo Profeta del islam (la paz y las bendiciones de Dios sean con él)", afirma Hazrat Mirza Masrur Ahmad, quien expresa sus profundas condolencias a los seres queridos de las víctimas y a la nación francesa.

Tensiones entre el mundo islámico y occidente 

El líder mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía considera que las consecuencias de este acto atroz han exacerbado aún más las tensiones entre el mundo islámico y occidente, y entre los musulmanes que viven en Francia y el resto de la sociedad.

Además, la tensión ha aumentado en las últimas horas después de que Charlie Hebdo publicara nuevas caricaturas contra el presidente turco Erdogan y después de las declaraciones del presidente francés Emmanuel Macron.

"Consideramos que esto es una fuente de profundo pesar y un medio de socavar aún más la paz y la estabilidad del mundo. Debemos unirnos todos para erradicar todas las formas de extremismo y fomentar la comprensión y la tolerancia mutuas. Por nuestra parte, la Comunidad Musulmana Ahmadía no escatimará esfuerzos en nuestra misión de fomentar una mejor comprensión de las verdaderas y pacíficas enseñanzas del islam en el mundo”, afirma el líder Hazrat Mirza Masrur Ahmad. 

Estas palabras no parecen estar en consonancia con las emitidas por el cardenal guineano Robert Sarah en un tweet: "El islamismo es un fanatismo monstruoso que debe combatirse con fuerza y determinación. No detendrá su guerra. Lamentablemente, los africanos lo sabemos demasiado bien. Los bárbaros son siempre enemigos de la paz. Occidente, hoy Francia, debe comprender esto. Déjanos rezar.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable