En voz baja

El párroco que subió al papamovil venía de Medjugorje

El Papa Francisco sorprendió este jueves a más de 50 mil fieles al invitar a un sacerdote argentino, que saltó una de las vallas, a subirse al papamóvil y acompañarlo hasta el escenario de su audiencia pública en la plaza de San Pedro.

 Durante el recorrido a bordo del vehículo blanco, el pontífice identificó entre la multitud a Fabián Báez, un párroco de la Arquidiócesis de Buenos Aires que, según varios medios llegó a Roma tras una peregrinación al santuario de la Virgen en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina.

 El sacerdote le hizo señas y le gritó desde los fieles, entonces Jorge Mario Bergoglio pidió a los guardias de seguridad que pararan el papamóvil y esperó que se acercara, luego le hizo señas para que subiera al coche.

 El presbítero, emocionado, así lo hizo. Cuando ambos se saludaron el Papa dijo en tono de broma: "Esta foto va a dar la vuelta al mundo". Entonces el vehículo siguió su curso.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable