En voz baja

El Nuncio clausura el Jubileo del VIII centenario de Santo Domingo de Guzmán

Bernardito Auza clausura el Jubileo del VIII centenario del nacimiento de santo Domingo de Guzmán en la parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Filipinas, en Madrid.
photo_camera Bernardito Auza clausura el Jubileo del VIII centenario de santo Domingo de Guzmán en la parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Filipinas, en Madrid.

El Nuncio de España, Mons. Bernardito Auza, ha clausurado el Jubileo del VIII centenario del su fundador de la Orden de Predicadores, santo Domingo de Guzmán. Lo ha hecho con una eucaristía en la parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Filipinas, en Madrid. Fr. César Valero, vicario en España de la Provincia del Rosario, y Fr. Jesús Díaz Sariego, prior de la Provincia de Hispania, han acompañado al representante de Su Santidad.

  A la celebración, que ha sido retransmitida en directo por el canal de YouTube de los dominicos, han asistido miembros de todas las ramas de la Familia Dominicana: monjas, frailes, hermanas, laicos, jóvenes y miembros de las fraternidades sacerdotales.

En su homilía, Mons. Bernardito Auza ha reconocido asistir con “profunda alegría para clausurar el año dominicano por el dies natalis, por el día del nacimiento para el cielo, de santo Domingo de Guzmán”. Ha explicado la relevancia del santo burgalés en la historia del catolicismo: "Toda su vida fue una luminosa estrella en medio de la Iglesia, fue verdaderamente la luz del mundo. Lo fue, no solo por su sabiduría y su bondad o por las obras que realizó, sino por el don que él recibió muy unido a la madre de Dios".

El Nuncio ha respondido a la pregunta ¿Qué recuerdo quisiéramos de este año jubilar?: "Un recuerdo que nos estimule y anime y nos deje en la realidad de nuestra vida, como el Adviento. Un Adviento lleno de esperanza participada en el amor de Dios". 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?