En voz baja

Jérôme Lejeune más cerca de su beatificación: descubrió el origen genético del síndrome de Down

Jérôme Lejeune.
photo_camera Jérôme Lejeune.
La Asociación de Amigos del Profesor Jérôme Lejeune informaba ayer que la Iglesia católica ha declarado "Venerable" al Profesor Jérôme Lejeune, el paso anterior a la beatificación.  El Papa Francisco ha ordenado la promulgación del decreto que reconoce la heroicidad de las virtudes del profesor Lejeune, después del voto positivo del congreso de teólogos y obispos y cardenales reunidos en sesión ordinaria el 12 de enero pasado.

"Para nuestra Fundación, que porta, con orgullo, el nombre de Jérôme Lejeune, esta noticia es una inmensa alegría. Confiamos en que contribuirá a difundir en España y en todo el mundo el nombre de este gran hombre y sabio, pionero de la genética moderna, médico, gran erudito y hombre de profunda fe", afirman desde la Fundación. 

Para la misma entidad, este anuncio se produce en un contexto que resulta alarmante para el respeto de la vida humana en nuestro país, mientras el Gobierno y las Cortes promueven legislación que no respeta el derecho a la vida de todo ser humano, como la Ley de Eutanasia y la reforma de la Ley del Aborto. Un hecho que contrasta de forma dramática con el testimonio de vida de Jérôme Lejeune, quien dedicó todas sus fuerzas a procurar una defensa universal de todo ser humano vulnerable, especialmente del embrión con discapacidad intelectual de origen genético, miembro más joven de la especie humana.

Jérôme Lejeune luchó toda su vida por el respeto del ser humano en estado embrionario. Histórico opositor a la Ley Veil que legalizó el aborto en Francia en 1975, como investigador y como médico supo ver desde la primera ley de bioética en aquel país en 1994, justo antes de su muerte, dónde llevarían la fecundación in vitro y la investigación sobre embriones.

Al ser nombrado por Juan Pablo II primer presidente de la Academia Pontificia para la Vida, la Iglesia Católica reconoció a un hombre de ciencia excepcional que puso su inteligencia, sus talentos y su fe al servicio de la dignidad de las personas afectadas por una discapacidad intelectual, muy particularmente la de todos los niños con síndrome de Down.

Para Jean-Marie Le Méné, Presidente de la Fundación Jérôme Lejeune, esta decisión es un gran estímulo para continuar la labor del profesor Jérôme Lejeune al servicio de la vida: «la calidad de una civilización se mide por el respeto que muestra por los más débiles de sus miembros, y nuestra Fundación quiere contribuir a mejorar la calidad de nuestra sociedad».

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?