En voz baja

Fiesta del Papa en la Nunciatura

Mons. Bernardito Auza, Nuncio Apostólico en España.
photo_camera Mons. Bernardito Auza, Nuncio Apostólico en España.

Los más viejos del lugar no recuerdan una recepción en la Nunciatura Apostólica en España tan concurrida como la del pasado lunes por la tarde-noche. Con motivo de la solemnidad de san Pedro y San Pablo es tradicional que el Nuncio de su Santidad en España ofrezca una recepción al cuerpo diplomático, al mundo eclesial y a la sociedad española.

No se podrá negar que era la primera recepción después de la pandemia, pero la afluencia de invitados sorprendió a propios y a extraños. Pasada una hora desde el inicio de la recepción, aún seguía formándose la protocolaria cola para presentar los saludos a monseñor Bernardito Cleopas Auza. Se podría decir que el jardín, no menor en extensión de la nunciatura,  se quedó pequeño.

Embajadores, cardenales, arzobispos, obispos, militares del más alto rango, personalidades del mundo de la política, de la sociedad, de la cultura y de la Iglesia se dieron cita en una agradable tarde de un Madrid ya tomado por la policía con motivo de la Cumbre de la OTAN. Destacaba, por cierto, la presencia de los trabajadores y trabajadoras de la Conferencia Episcopal Española.

Una muestra, merecida, del afecto a un Nuncio que ha sabido ganarse el respeto y la consideración de quienes saben de sus oficios.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable