En voz baja

D. Braulio se despide de la archidiócesis de Toledo

La foto de Braulio Rodríguez en The Tablet.
photo_cameraLa foto de Braulio Rodríguez en The Tablet.

El arzobispo de Toledo, administrador apostólico en estos momentos, D. Braulio Rodríguez Plaza, se despide de la archidiócesis. "Os siento, pues como una familia, de la que estaré pendiente en la medida de mis posibilidades, y cuando Dios quiera". "Mi más profundo agradecimiento, querida diócesis de Toledo".

La Catedral Primada acogerá el próximo sábado, 22 de febrero, la solemne concelebración eucarística “para despedir al que durante más de 10 años ha sido el pastor diocesano. 

En su último escrito semanal anuncia que el próximo sábado, 29 de febrero, se convertiré en Arzobispo Emérito de Toledo, pues ese mismo día tomará posesión el nuevo Arzobispo toledano, Monseñor Francisco Cerro Chaves, que hará el número 121 de los obispos en esta Diócesis. 

"Estaré cerca y rezaré por todos los hijos de esta Iglesia, pues en adelante no debo ocuparme como obispo de los fieles de otra Diócesis. Os siento, pues, como una familia, de la que estaré pendiente en la medida de
mis posibilidades, y cuando Dios quiera. Sé que habéis rezado mucho por mí durante mi enfermedad. Gracias, una vez más, de corazón. Estoy feliz y con una gran paz, porque a los que vivimos en la Iglesia nunca nos falta Cristo, su presencia salvadora en los sacramentos", dice en la carta de despedida.


Además, pide oraciones por el nuevo arzobispo: "Suceder a los grandes arzobispos toledanos no es tarea fácil, pero creo que a don Francisco le resultará más llevadero sucederme a mí; primero porque nos conocemos, y después porque mis años de ministerio episcopal en Toledo han sido sencillos y dentro de la normalidad eclesial. Conozco su capacidad de trabajo y de darse a los demás. Recibidle, pues, con todo afecto y con fe y confianza, la que ha puesto en él el Papa Francisco al nombrarle".

Recuerda todos los encuentros mantenidos con tantas personas en estos más de diez años. "He disfrutado sin duda mucho con fieles laicos y consagrados, con sacerdotes y seminaristas en tantas ocasiones y encuentros de todo tipo".

Anima finalmente a todos los fieles a no dejar la "presencia en la vida pública" porque "tenemos derecho a ello en una sociedad plural". 

"Mi más profundo agradecimiento, querida Diócesis de Toledo", concluye D. Braulio Rodríguez. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?