En voz baja

El cardenal Juan José Omella prueba su inocencia

Juan José Omella ayer durante su visita a Münster, acompañado del alcalde de la ciudad alemana.
photo_cameraJuan José Omella ayer durante su visita a Münster, acompañado del alcalde de la ciudad alemana.

Así titula el arzobispado de Barcelona la nota informativa sobre el procedimiento incoado contra el cardenal Juan José Omella. Al arzobispo de Barcelona le ha pillado la noticia de visita en Alemania.

Pues bien, el Juzgado de Instrucción número 10 de Barcelona ha notificado ayer martes un Auto por el que acuerda archivar el procedimiento de Diligencias Previas número 466/2019.

El citado procedimiento judicial se incoó tras la querella presentada por el Sr. Miguel Ángel Barco (antiguo sacerdote de la archidiócesis de Zaragoza) contra al cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona.

En la resolución judicial, la Magistrada Jueza, tras analizar la totalidad de las diligencias de prueba practicadas y conocer la realidad de los hechos tras la declaración prestada por Omella, concluye sobre la supuesta intervención del querellado en el procedimiento canónico que se siguió contra el querellante, que el arzobispo de Barcelona “ni lo promovió, ni lo inició, ni participó procesalmente en el mismo en forma alguna ni tomó parte de la decisión última”.

La Magistrada Jueza añade que “no consta con qué acción el querellado incurrió en delito de injuria o de trato degradante respecto al querellante”.

En base a los razonamientos jurídicos expuestos en el Auto firmado por la Magistrada Jueza, y «no sustentándose los elementos de la querella en ningún elemento objetivo procede sin más trámites el archivo de la querella» y, en consecuencia, el archivo de las diligencias previas que se iniciaron a consecuencia de la misma.

El procedimiento se abrió tras la querella presentada por Miguel Ángel Barco por un supuesto delito de falsedad documental.

Al Barco se le había abierto un procedimiento de secularización tras haber sido acusado de abusos por parte de un diácono y de haber tenido un hijo con una madre soltera a la que asesoraba espiritualmente.

El proceso concluyó en 2017 con la secularización de Barco, decisión que se la comunicó el propio cardenal Omella. Y fue precisamente por esto por lo que el antiguo sacerdote llevó a los tribunales al arzobispo acusándole de falsificar un documento en el expediente que examinó la Santa Sede, informa Religión en Libertad. 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?