En voz baja

Ayuda a la Iglesia Necesitada: Más de 82.000 religiosos necesitan fondos para su misión

P. Wenceslao Belem, sacerdote de Burkina Faso, con Javier Menéndez Ros.
photo_camera P. Wenceslao Belem, sacerdote de Burkina Faso, con Javier Menéndez Ros.

Bajo el lema “Que haya sitio en tu posada”, Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN España) presenta su campaña de Navidad 2021, para sostener a los más de 82.000 sacerdotes, religiosos/as y catequistas que en los cinco continentes trabajan en sus respectivas Iglesias locales para sostener en la fe a los fieles, que sufren necesidad o marginación o persecución.

El padre Wenceslao Belem, de Burkina Faso, ha destacado la realidad de su país, donde "la violencia terrorista ha provocado el desplazamiento de 1,4 millones de personas». ACN está allí sosteniendo la labor de la Iglesia, que está socorriendo a los desplazados, "estamos dedicados a la oración y a atender a los desplazados, sin distinción. La Iglesia también ha sido golpeada, muchos cristianos han huido de sus hogares y también viven como desplazados internos. Pero ayudamos a todos y perdonamos". 

ACN España ha traído con motivo del lanzamiento de la campaña al sacerdote Wenceslado Belem de la diócesis de Ouahigouya (Burkina Faso) para testimoniar el trabajo de su Iglesia cuando las circunstancias son adversas. Burkina Faso se ha convertido en el país con mayor expansión del yihadismo de todos los países del Sahel con 1,4 millones de desplazados internos, según el último Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2021. En un país donde más del 60% del territorio está controlado por estos terroristas, y los sacerdotes siguen sin miedo entregando su vida para la evangelización.

Este año la fundación de la Santa Sede quiere poner el foco de atención en el trabajo pastoral que realizan estos hombres y mujeres en nombre de Jesús y llamar la atención de que su sostenimiento es imprescindible para evitar un dolor todavía mayor en estas comunidades castigadas. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes