En voz baja

Teresa Forcades no se vio afectada por el veto de cardenal Cipriani

Despues de que el cardenal de Lima Juan Luis Cipriani rechazara que la religiosa española, Teresa Forcades, dictase la semana pasada una conferencia y diera a conocer su postura sobre temas de homosexualidad y aborto, las órdenes religiosas reunidas en la Conferencia de Superioras y Superiores Mayores de Religiosos ( Confer) le hicieron ayer un acto de desagravio, antes de que ella partiera a su ciudad natal. "La actitud del arzobispo Cipriani no me ha afectado, debo confesar que ya estoy acostumbrada a ese grupo reducido que está en contra de mis ideas y mi manera de ver las cosas", señaló la religiosa. Confesó que sí le indignaron los apelativos que le colocaron algunas redes sociales, donde la llamaron pro-abortista. "No lo soy, y ahora lo aclaro. Pero sí estoy de acuerdo con la despenalización de un mal menor. Hay dos principios importantes, el de la vida y el de la autodeterminación: quiere decir que la madre tiene derecho a elegir si su vida está en peligro, ya el de arriba juzgará".

Ademá En una sala atenta a sus palabras, Forcades relató las experiencias que ha vivido a lo largo de su vida y el porqué apoya a los homosexuales. "Antes de ser monja, estudié una carrera, soy doctora. Esta profesión me hizo conocer todo tipo de realidades. En un momento traté a los enfermos de VIH-Sida. Me permití conocerlos más allá de un trato médico-paciente, y me di cuenta que es mejor que un niño abandonado esté con una pareja que le brinde amor, sin importar el sexo, a que esté solo y sin familia".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?