En voz baja

Ranjith no pierde el tiempo

Malcolm Ranjith, hasta hace poco secretario de la Congregación para el Culto Divino y ahora arzobispo de Colombo (Sri Lanka), no pierde el tiempo. A los pocos meses de regresar a su país, ha establecido unos claros criterios litúrgicos. En una carta circular, "recomienda a todos los fieles, incluidos los religiosos, recibir la Sagrada Comunión arrodillándose reverentemente y en la lengua". También pide "humildemente que si algún sacerdote permite que los fieles comulguen por su cuenta, suspendan inmediatamente esta práctica que está prohibida".

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable