En voz baja

Francisco acude allí donde hay dolor

El pasado sábado, el papa expresó su dolor por las casi 300 víctimas del seísmo que asoló el pasado miércoles algunas localidades de Italia.

El anuncio lo realizó tras el rezo del Ángelus. “Queridos hermanos y hermanas, apenas sea posible también yo espero ir a encontrarme con vosotros, para llevaros en persona el consuelo de la fe y el sostén de la esperanza cristiana”, fue lo que dijo a los seguidores y fieles que acudieron a la Plaza de San Pedro del Vaticano.

Además, resaltó en particular las localidades de Amatrice, Accumoli, Arquata del Tronto y Norcia. “Digo una vez más a esas queridas poblaciones que la Iglesia comparte vuestro sufrimiento y vuestras preocupaciones, ora por los difuntos y por los que han sobrevivido”, expresó, recordando el abrazo prometido de la Iglesia a la población y familias afectadas, donde se encuentra alguna víctima española.

Francisco finalizó su discurso añadiendo que “la solicitud con la que las Autoridades, las fuerzas del orden, protección civil y los voluntarios están trabajando, demuestra cómo de importante es la solidaridad para superar pruebas tan dolorosas”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?